09 de diciembre de 2022

Fragmentos de papiro de hace 4.000 años

Fragmentos de papiro de hace 4.000 añosEFE

Un enfermo dialoga con su alma: una española descubre el primer texto filosófico de la humanidad

Los fragmentos de un papiro con una antigüedad de 4.000 años han sido hallados en un pequeño Museo Bíblico de Mallorca

La egiptóloga alicantina Marina Escolano-Poveda ha descubierto los fragmentos del primer texto filosófico de la historia. Unos escritos de hace 4.000 años que relatan el diálogo entre un moribundo y su alma en el que debaten los beneficios de la vida y la muerte. Estos restos pasaron más de un siglo inadvertidos en el pequeño Museo Bíblico de Mallorca hasta que fueron hallados por la historiadora.
«Se ha considerado el primer texto filosófico de la historia: El debate entre un hombre y su ba está plasmado sobre el papiro en escritura hierática, forma sintética de la jeroglífica", explica la egiptóloga. La única copia de este texto se guarda en el Museo Egipcio de Berlín y forma parte del Papiro 3024, que además cuenta con el mayor fragmento de El cuento del pastor, otra pieza fundamental de la escritura del Reino Medio Egipcio.
«Estos textos son muy raros. Las composiciones literarias de esa época no pasan de veinte y la mayoría son muy fragmentarias. Relatos narrativos relativamente completos hay en torno a diez. Descubrir nuevos fragmentos fue algo muy importante», apunta la especialista desde la universidad de Liverpool, donde enseña griego antiguo y egipcio clásico.

'El cuento del pastor' y 'El diálogo entre un hombre y su ba'

En el texto de Berlín (antes del hallazgo de los Papiros de Mallorca) se recogía el diálogo entre un hombre, que no tiene nombre, y su ba, un concepto que se ha traducido como alma, pero cuyo significado «se ha discutido durante un siglo», resalta la investigadora. Los nuevos fragmentos aportan dos elementos esenciales: primero, se identifica al protagonista como «el hombre enfermo», lo que explica su diálogo con la muerte; segundo, sitúa el marco de la narración, que es el relato que ese hombre hace a terceras personas entre las que se encuentra una mujer, Ankhet.
Escolano-Poveda publicó en medios académicos los primeros resultados de su investigación en 2017 y avanzó que en los fragmentos de Mallorca había también elementos relevantes de la otra pieza del papiro, El cuento del pastor. Continuó ahondando en el trabajo con nuevos hallazgos que desarrolla en un artículo que saldrá el próximo diciembre.
En el texto conservado en Berlín, el protagonista es un pastor atemorizado por una deidad femenina que le hace una propuesta a cambio de quedarse con parte de su ganado. La alicantina ha descubierto en estos nuevos textos, la transformación de la diosa en mujer, que inicialmente mostraba forma de animal, posiblemente con rasgos leoninos, y que pregunta al pastor por el número de sus reses con la intención de quedarse con algunas. Recogen también una descripción poética de la belleza femenina de la diosa.

El misterio de su origen

Escolano-Poveda tiene ahora como prioridad llevar los papiros de Mallorca al Museo Egipcio de Berlín con dos objetivos: garantizar su correcta conservación antes de devolverlos a la isla y completar el estudio de la ubicación de estos fragmentos en el conjunto.
Además, sacarlos del marco y estudiar el papel de periódico sobre el que está montado el soporte de los papiros arrojaría información sobre uno de los misterios que aún guardan estas piezas: cómo llegaron a Mallorca.
Se sabe que los rollos de los que se desgajaron, hallados en Egipto en la década de 1830, fueron subastados en Londres en 1837 e incorporados a la colección de Berlín en 1843, pero nada de cómo las piezas perdidas del rompecabezas acabaron en el Museo Bíblico de Mallorca, una entidad del Obispado que reúne desde 1913 elementos del entorno histórico en que se compusieron las Escrituras.
El gerente de la comisión responsable del museo mallorquín, Gerardo Jofre, amante de la egiptología, fue quien puso a la entonces estudiante Marina Escolano-Poveda frente a aquellos pedazos de papiro, años antes de que un día le llamara para anunciarle: «Creo que hemos descubierto algo importante». «Es como encontrar una aguja en un pajar», subraya hoy él orgulloso.
Comentarios
tracking