01 de octubre de 2022

El Aston Martin de Sebastian Vettel, en el pasado GP de Hungría

El Aston Martin de Sebastian Vettel, en el pasado GP de HungríaAFP

El revolucionario alerón de Aston Martin que indigna al resto de equipos

Una novedad que presentaron en el GP de Hungría, y que disfrutará Alonso a partir de 2023, crea polémica

en el último Gran Premio de Fórmula 1 disputado hasta ahora, el GP de Hungría, Aston Martin presentó un alerón trasero que fue catalogado por el resto de equipos como revolucionario y por el cual buscaron hasta la última letra del reglamento para saber si era legal. Entonces solo la escudería británica y Fernando Alonso sabían que ellos se iban a convertir en las grandes figuras de las vacaciones veraniegas y que, por tanto, esa pieza marca el futuro del piloto español en la Fórmula 1.
Lo que hiciera Aston Martin hasta este momento pasaba más desapercibido toda vez que es el penúltimo equipo del Mundial y sus mejoras no afectan en exceso al circo mediático de la F1. El cambio está en que un día después anunciaron el fichaje de Alonso y ya todo cambia. Aston Martin tiene más miradas que nunca y a partir de 2023 tendrá un peso en la Fórmula 1 mucho mayor que el de ahora. Es lo que provoca tener una de las grandes figuras históricas de este deporte.
Con todo ello, el nuevo alerón trasero ha provocado un sinfín de reacciones en el resto de equipos, que dudan de su legalidad. La nueva escudería del español -que para pilotar este coche le falta aún medio año- presentó un novedoso diseño con el que encontrar una mejor solución técnica y así poder mejorar el rendimiento del monoplaza. Se basa en un diseño más simple para evitar turbulencias, que estrenaba unos laterales que no se habían visto antes que provoca que la aerodinámica sea mucho más simple. Da algo más de velocidad, pero tampoco supone una ayuda enorme. «Hemos podido demostrar, con simulaciones, que no tiene un efecto material en absoluto. Toda la filosofía del coche es muy dominante, la idea del alerón es una característica muy pequeña», comentó Tom McCullough, director de rendimiento de Aston Martin.
La FIA aprobó que ese alerón estaba dentro de la ley -en el nuevo reglamento, que entró en vigor en 2022, están prohibidos los complementos aerodinámicos- y desde Aston Martin acusa a quienes se quejan de «celos» porque «es lo que se dice cuando te das cuenta de que no lo viste tú mismo».
Comentarios
tracking