24 de enero de 2022

El técnico se enfrenta a un final de temporada con la necesidad de que el equipo llegue al final de la temporada en perfecto estado

Carlo Ancelotti, técnico del Real MadridEFE

El contraataque, la pesadilla culé que empezó con Mourinho y perfecciona Ancelotti

Guardiola y Xavi, máximos defensores del fútbol de posesión, han sufrido sobre el césped la velocidad y precisión del conjunto blanco
El Real Madrid ganó al Barça, entre otras cosas, gracias a la precisión de sus contras, un arma que no es nueva en amplio registro de tácticas de su entrenador, Carlo Ancelotti, y que ya usó para derrotar de forma contundente al Bayern de Guardiola
El contraataque, la pesadilla culé que empezó con Mourinho y perfecciona Ancelotti
Precisamente Pep Guardiola es el entrenador más defensor de una forma de jugar basada en la posesión y el control del balón. Sin embargo, en el año 2014 sufrió las embestidas de un Madrid entrenado por Carlo Ancelotti que le privó de la final de la Champions gracias a una eliminatoria donde las contras del Real Madrid fueron el principal arma de los blancos para dejar en la estacada al todopoderoso equipo teutón. La velocidad ganó al control.
Siete años después ha sido Xavi Hernández, heredero de la corriente de la posesión que lidera Pep Guardiola, el que ha visto y sufrido las contras del Real Madrid desde la banda. Los blancos ya no tienen a Cristiano Ronaldo para liderarlas  y Gareth anda inmerso en la nebulosa de las lesiones, pero han encontrado en Vinicius, a quien se le ha puesto cara de infalible, la velocidad de una gacela unido a la ilusión de un debutante que se ha hecho veterano en el césped gracias al amor a un escudo que besa cada vez más a menudo. Además, Marco Asensio ha demostrando que está muy cerca del nivel que enamoró al mundo del fútbol, unido al olfato goleador de Benzema a pleno rendimiento. El francés es el único superviviente de aquel tridente que silenció el Allianz Arena. 

Un equipo camaleónico

En el librillo de Ancelotti no entra el concepto de que los equipos que entrena juegen solo con un único sistema. El técnico italiano ya avisó en la previa de que es partidario de tener varios sistemas de juego. «Me gusta que seamos capaces de interpretar bien situaciones de partido distintas».
El conjunto blanco ha demostrado que tiene plantilla para jugar a lo que considere. Si quiere apostar por el mimo del cuero, tiene jugadores como Kroos y Modric, unido a suplentes de lujo como Ceballos, que son auténticos expertos. Si quiere apostar por las contras, tiene carrileros para comandarlas sin problemas, tanto en el campo como en el banquillo: Lucas Vázquez o Rodrygo han demostrado que cumplen tanto si salen de titulares o lo hacen desde el banquillo.
Ante el Athletic veremos a qué quiere jugar Ancelotti, aunque no es descartable que siga apostando por la velocidad de sus hombres y usando el contragolpe, la pesadilla culé que inició Mourinho, que ahora perfecciona Carletto y que puede servir a los blancos para ganar su primer título de la temporada. 
tracking