28 de junio de 2022

Courtois desesperó a todo el Liverpool por sus paradas

Courtois desesperó a todo el Liverpool por sus paradasEFE

Courtois, de víctima a estar en el lado bueno de la historia

Thibaut Courtois se quedó con cara de circunstancia el 24 de mayo de 2014. Vivió en primera persona cómo se las gasta el Real Madrid en Europa y cómo es capaz de remontar un encuentro cuando todo el mundo le daba por muerto.
No pudo hacer nada cuando en el minuto 93 Ramos remató a gol tras elevarse al cielo de Lisboa y meter a los suyos en una prórroga que acabarían ganando y reencontrándose con su competición fetiche.
Avatares de la vida, aquel joven portero del Atlético de Madrid cambió la elástica rojiblanca por la del Real Madrid cuatro años después de aquella trágica noche. Y hoy ha hecho historia y ha levantado su primera Champions con el que el equipo que se la arrebató, como el propio cancerbero reconoció en sala de prensa.
El belga se ha convertido en uno de los referentes del Real Madrid y uno de los grandes culpables de que el Rey de Europa vuelva a estar en una final y levante una nueva Champions. Cuando la escuadra merengue lo necesitó, ahí estuvieron él, sus brazos y sus piernas para parar lo imparable y para sostener al equipo cuando amenazaba con caerse.

Courtois escribió su historia

En la final de París se encargó de que Salah no cumpliera su venganza desesperando al egipcio con sus paradones. Los dos primeros disparos del Liverpool llevaron el sello del delantero red, pero ahí estaba el belga para demostrarle quién es el mejor portero del mundo. Mané también se encontró con la mejor versión de Thibaut.
Courtois consigue su primera Champions

Courtois consigue su primera ChampionsAFP

Ya en la segunda parte, voló de palo a palo para, en el minuto 70, evitar el empate, de nuevo, ante su víctima favorita y sacó en el 83 otra mano imposible delante de Salah. Cada ataque de los reds era solventado con una seguridad insultante. En el minuto 87, no dudó en saltar hacia el cielo de París para quedarse con el balón como si tuviera un imán. El Liverpool asedió con nueve disparos a puerta y Courtois respondió con cinco paradones. El destino quiso que fuera él quien atajara la última pelota, desesperando a todo el Liverpool. El mismo destino que le tenía reservado ser quien guiara el Madrid a la Decimocuarta. Una historia en la que comenzó parando un penalti a Messi en los octavos de final y acabó desesperando a todo el Liverpool en la final. Courtois hizo historia y la escribió él.
Comentarios
tracking