Fundado en 1910

28 de febrero de 2024

El Atlético ha ganado en Róterdam y estará en octavos de final

El Atlético ha ganado en Róterdam y estará en octavos de finalAFP

Feyenoord 1-3 Atlético de Madrid

El Atlético conquista Róterdam y se clasifica para los octavos de Champions

Los rojiblancos hacen los deberes, ganan con más sufrimiento del esperado al Feyenoord y se jugarán, en el Metropolitano y ante la Lazio, el acabar líder del grupo E el próximo 13 de diciembre

No ha habido sorpresas en los Países Bajos. El Atlético de Madrid necesitaba ganar para estar en los octavos de final de Champions y eso es exactamente lo que ha hecho. Los rojiblancos han hecho los deberes (1-3), han ganado con más sufrimiento del esperado al Feyenoord y se jugarán, en el Metropolitano y ante la Lazio italiana, el acabar líder del grupo E el próximo 13 de diciembre.
Había ganas de fútbol en Róterdam. El partido de ida, celebrado en octubre en el Metropolitano, había sido vibrante. El Atlético había ganado por 3-2 y, en ese sentido, el Feyenoord quería su particular revancha. El conjunto neerlandés sabía que la pujanza del estadio De Kuip iba a ser capital para meter presión al Atlético y la afición respondió con creces. El ambiente era atronador, el propio de las grandes noches europeas.
En los primeros compases del encuentro, la intensidad fue tremenda. El Atlético jugó con cabeza y el Feyenoord con ilusión. Las llegadas estaban siendo rojiblancas y el Atleti es uno de esos equipos que no suele perdonar más de la cuenta. La ocasión más clara fue de Álvaro Morata. El delantero madrileño se quedó solo ante Bijlow y el guardameta neerlandés se estiró como un pulpo para evitar el 0-1. Sin embargo, en la siguiente jugada, la suerte se alió del lado visitante. Koke metió un pase alto que cogió Nahuel Molina y el argentino centró al área. Allí no había nadie, pero Geertruida se introdujo el balón en su propia portería. Primer zarpazo del Atlético antes del primer cuarto de hora de encuentro.
El gol le sentó de lujo al Atlético, los decibelios en De Kuip bajaron una barbaridad y al Feyenoord se le veía alicaído. Los de Simeone estaban jugando a su antojo, conteniendo a Santiago Giménez, el goleador de moda y tardaban muy poco en recuperar el balón. Con el paso de los minutos, el encuentro se equilibró y al Atleti se le veía muy cómodo. Riquelme estaba siendo protagonista por banda izquierda y por ahí no iba a pasar nadie.
Pero cuando menos se esperaba, apareció el Feyenoord. Los de Arne Slot empezaron a jugar con más sentido y, poco a poco, se fueron acercando al área de Oblak. La renta era muy pequeña y cualquier despiste rojiblanco les podía costar caro, ya que el Feyenoord es un equipo que, con muy poco, sabe hacer daño. Lo malo es que el descanso estaba a la vuelta de la esquina. Y eso fue lo que sucedió.
Tras el paso por vestuarios, el Feyenoord sabía que este resultado no le valía y Arne Slot decidió introducir una modificación. El nipón Ueda al césped y el portugués Paixao al banquillo. El conjunto neerlandés salió muy motivado a la segunda parte, pero el Atleti tenía la defensa tan atrás que era prácticamente imposible para el Feyenoord. Eso les dio igual. Los locales sabían que el juego por fuera era una de sus principales bazas y eso hicieron para poner en aprietos a Oblak.

Barrios entra, Hermoso sentencia

Para frenar las embestidas neerlandesas, Diego Pablo Simeone decidió meter a Pablo Barrios por Llorente. Y el canterano no pudo entrar mejor. Barrios, con su calidad habitual, recibió al borde del área, metió un pase picado a Hermoso y el defensa, sin mirar, marcó un gol de bella factura. 0-2 para el Atleti, partido encarrilado y el Feyenoord noqueado.
Después de haber doblado la renta, el Atlético no bajó el ritmo y siguió acercándose a la portería defendida por Justin Bijlow. Y ese ansia de marcar más goles tiene mucho que ver con el momento actual que vive el conjunto colchonero. Les sale todo y juegan sin miedo. Sin embargo, el cansancio empezó a hacer mella en los jugadores del Atlético y Simeone decidió dar refresco a Morata y De Paul para dar entrada a Memphis y Saúl.
Rodrigo de Paul pelea un balón con los jugadores del Feyenoord

Rodrigo de Paul pelea un balón con los jugadores del FeyenoordAFP

Parecía que el Feyenoord estaba muerto. Pero no lo estaba. Después del doble cambio atlético, los neerlandeses gozaron de un córner y el central Wieffer remató sin oposición para recortar diferencias y poner algo de picante a los últimos minutos de partido. Sin embargo, ese gol de los neerlandeses fue algo irreal. No habían hecho méritos para marcar y, poco después, el Atlético se volvió a aprovechar de otro tanto en propia meta para colocar el 1-3, en este caso de Santiago Giménez tras una falta lateral. En los últimos minutos no hubo más sorpresas y el Atlético estará en los octavos de final de Champions.

Ficha técnica

Feyenoord 1: Bijlow; Geertruida, Trauner (Milambo, min. 64), Hancko, Hartman; Wieffer, Stengs (Ivanusec, min. 70), Timber (Sauer, min. 78); Minteh (Lingr, min. 64), Giménez, Paixao (Ueda, min. 46)

Atlético de Madrid 3: Jan Oblak; Nahuel Molina, Giménez, Witsel, Hermoso, Riquelme; Llorente (Pablo Barrios, min. 55), Koke (Correa, min. 83), De Paul (Saúl, min. 74); Morata (Memphis, min. 74) y Griezmann.

​Goles: 0-1 Geertruida p.p (min. 14); 0-2 Hermoso (min. 57); 1-2 Wieffer (min. 77); 1-3 Santiago Giménez p.p (min. 80)

Estadio: De Kuip (Róterdam). 43.992 espectadores
Comentarios
tracking