04 de diciembre de 2022

Pol Espargaró y Andrea Dovizioso, en entrenamientos del GP de Austria

Pol Espargaró y Andrea Dovizioso, en entrenamientos del GP de AustriaAFP

La revolución en MotoGP imitando a la Fórmula 1 para recuperar el interés perdido

La categoría reina del motociclismo tendrá a partir de 2023 carreras al sprint en todos sus Grandes Premios

Carreras al sprint en todos los Grandes Premios de la temporada. Es la fórmula de MotoGP para intentar recuperar audiencia e interés tras unos años en los que la Fórmula 1 les supera en todos los parámetros que se puedan medir: contratos, publicidad, televisión, audiencias, impacto mediático... El motociclismo, un deporte tradicionalmente muy poderoso en España, ha perdido interés, tanto en nuestro país como en el resto del mundo.
Sin una gran figura en los últimos años –Marc Márquez se ha ido lesionando– y sin una gran rivalidad entre dos grandes pilotos como hubo tradicionalmente, MotoGP quedó en un segundo plano en lo que a competiciones de motor se refiere. En España se vio eso mucho más claro. Si bien las carreras en directo –Jerez, Montmeló, Aragón y Valencia– siguen atrayendo a muchos moteros, las audiencias son las más bajas de la historia, pocos saben dónde se emiten las carreras y el seguimiento es mucho menor.
Para intentar dar un espaldarazo a la competición, los organizadores de MotoGP han ido a imitar una de las novedades que revitalizó a la Fórmula 1 y le dio más interés en el conjunto del fin de semana: las carreras al sprint, que son, para resumir, una carrera normal pero con menos vueltas. La F1 las introdujo en 2021 y gracias a su buen funcionamiento lo repitió en 2022. Son tres cada temporada (este año en Imola, Austria y Brasil), pero MotoGP va a más. Ha oficializado que la próxima temporada –en 2023– habrá carreras al sprint, pero no una ni dos ni tres. Todos los fines de semana de Gran Premio habrá esta modalidad que da más espectáculo y 'engancha' más al aficionado los sábados, días que hasta ahora se dejaba solo para una clasificación con poco interés.
Dorna, empresa organizadora del campeonato de MotoGP, quiere dar un impulso de esta forma a un deporte venido a menos. Para ello va a revolucionar la competición tal y como estaba entendido. Carrera al sprint siempre, otorgando puntos (la mitad de los habituales en carrera) y de duración corta, la mitad de una carrera normal. Solo en MotoGP, no en las otras dos categorías que componen un Gran Premio. Aunque el proyecto tiene que definirse por completo, tanto Dorna como la Federación Internacional de Motociclismo como la Asociación de Equipos han confirmado que en 2023 eso se hará.
Esto es un guiño claro a la forma de trabajar en la Fórmula 1 y la parrilla de salida de la carrera al sprint como la de la carrera tradicional del domingo se hará en función de una clasificación que sí tendrá cambio con la F1: valdrá para esas dos pruebas, mientras que la Fórmula 1 juega más con la carrera al sprint y su clasificación final es la parrilla de salida de la prueba del domingo. «Si no avanzamos, retrocedemos. Les va a encantar a los medios y a los patrocinadores. Habrá más acción y más emoción», ha definido Hervé Poncharal, presidente de la Asociación de Equipos, ejemplificando a la perfección la situación en la que se encuentra MotoGP: o haces algo diferente o estás condenado a la indiferencia deportiva.
Los dos Ferrari, en primer plano, en la salida de la carrera al sprint en Austria

Momento de la salida de la carrera al sprint en la última prueba al sprint en la F1AFP

Carmelo Ezpeleta, presidente de Dorna, ha confirmado que «nos hemos estado fijando en otros deportes tratando de adaptarnos para ofrecer un mayor espectáculo para los fans, los promotores y las televisiones». Y es que todo va dirigido a eso, sabedores de que la atención en MotoGP ha caído muchísimo en el último lustro. No solo la F1 ha sido el modelo a tener en cuenta, también las Superbikes, aunque es indudable que la Fórmula 1 se 'come' todo el terreno de los deportes del motor no solo en España sino en todo el mundo.
Pese a la unanimidad en torno a estas carreras al sprint en quienes mandan en MotoGP, no todos los pilotos están de acuerdo. Fabio Quartararo, actual líder del Mundial y vigente campeón del mundo, ha asegurado que este es «un formato totalmente estúpido» y que podría aceptarlo si se hace de vez en cuando, como en la Fórmula 1, pero no cada gran premio, ya que «hay circuitos en los que estás agotado físicamente».
Si bien falta por definir exactamente cómo quedará el futuro de MotoGP, es indudable que esta competición, que durante muchos años fue la gran atención deportiva en España, busca de forma inmediata un impulso para recordar a los aficionados que siguen existiendo, habiendo sido 'devorados' en los últimos años por la Fórmula 1, que no solo ya con la figura de Fernando Alonso, sino con los cambios y una mejor forma de vender su producto dejó a MotoGP en un nivel de seguimiento muy inferior.
Comentarios
tracking