07 de octubre de 2022

José María Rotellar

El incremento de los tipos de interés y el peligroso coste de la deuda

Es imprescindible que retornen de inmediato las reglas fiscales y el cumplimiento de los objetivos de estabilidad, para evitar que el Gobierno de Sánchez siga empeorando la situación de endeudamiento de la economía española

España afronta la crisis actual sin capacidad de maniobra contracíclica en su política fiscal por el lado del gasto ante una caída de la actividad económica que lo requiriese. Ello se debe a que si en el inicio de la anterior crisis, 2007, la deuda sobre el PIB se encontraba en el 35 %, ahora se halla entre el 115 % y el 120 %.
Esto se debe a que el incremento de la deuda en el mandato de Sánchez está siendo exponencial: casi 300.000 millones más de deuda desde que gobierna y más de 210 millones al día de incremento de deuda.
Fuente: elaboración propia a partir de datos del Banco de España y del INE
Eso hace que España tenga, en su conjunto, una deuda de 1,45 billones de euros a marzo de 2022 (último dato publicado por el Banco de España). Pues bien, de esa parte, la deuda del Estado en Circulación (que no incluye CCAA ni entidades locales), se eleva a 1,24 billones de euros.
De esa manera, aunque el Tesoro ha realizado bien su trabajo alargando la vida media de la cartera, hasta los 8,12 años, que minimiza el impacto de potenciales futuras subidas de tipos de interés, todo el endeudamiento nuevo (hasta 2025 se moverá entre los 75.000 millones previstos en su Estrategia de Financiación para 2022 y los cerca de 35.000 millones para 2025) se financiará más caro, como ya está sucediendo en estos momentos.
Eso nos daría un incremento importante en el coste de la deuda a reflejar en el capítulo III, tomando la deuda actual que refleja el Tesoro en su estadística de 30 de abril de 2022 (sólo la del Estado), de 1,24 billones de euros.
De esa forma, el coste medio actual del último año cerrado (2021) es de 1,64 % de toda la cartera, que supone un coste de 20.415,36 millones de euros:
• Si el coste medio de la cartera subiese hasta los niveles de 2019 (un 2,19 %), el coste de la deuda sería de 27.261,97 millones de euros.
• Si el coste medio de la cartera subiese al 2,64 % (un punto más que el de cierre de 2021), el coste de la deuda sería de 32.863,75 millones de euros.
• Si el coste medio de la cartera subiese al 3 % (coste medio de 2014-2015), el coste de la deuda sería de 37.345,17 millones de euros.
Así, por cada punto porcentual de subida en el coste de financiación medio de toda la cartera, el incremento del coste de la deuda sería de 12.448,39 millones de euros.
Dicho de otra manera, por cada punto básico de subida en el coste de financiación medio de toda la cartera, el incremento del coste de la deuda sería de 124,48 millones de euros millones de euros.
Fuente: elaboración propia a partir de los datos oficiales de las estadísticas de deuda del Estado y Estrategia Financiera del Tesoro, publicadas por el Tesoro
Si el cálculo lo hacemos con la deuda final de 2021 incrementada en los 75.000 millones de endeudamiento nuevo que el Tesoro prevé en su Estrategia Financiera de 2022, eso situaría la cartera de deuda en 1,32 billones de euros, siendo el incremento de coste por aumento de tipos el siguiente:
• El coste medio actual del último año cerrado (2021) es de 1,64 % de toda la cartera, que supone un coste de 21.645,36 millones de euros.
• Si el coste medio de la cartera subiese hasta los niveles de 2019 (un 2,19 %), el coste de la deuda sería de 28.904,47 millones de euros.
• Si el coste medio de la cartera subiese al 2,64 % (un punto más que el de cierre de 2021), el coste de la deuda sería de 34.843,75 millones de euros.
• Si el coste medio de la cartera subiese al 3 % (coste medio de 2014-2015), el coste de la deuda sería de 39.595,17 millones de euros.
Así, por cada punto porcentual de subida en el coste de financiación medio de toda la cartera, el incremento del coste de la deuda sería de 13.198,39 millones de euros.
Dicho de otra manera, por cada punto básico de subida en el coste de financiación medio de toda la cartera, el incremento del coste de la deuda sería de 131,98 millones de euros millones de euros.
Fuente: elaboración propia a partir de los datos oficiales de las estadísticas de deuda del Estado y Estrategia Financiera del Tesoro, publicadas por el Tesoro
Ése es el resultado de la política económica equivocada del Gobierno, que apoya una política fiscal tremendamente expansiva por el lado del gasto, comprometiendo la capacidad de la economía española para sostener dicho endeudamiento. No se puede seguir por este camino, porque sólo nos llevaría a una situación muy complicada. Por ello, es imprescindible que retornen de inmediato las reglas fiscales y el cumplimiento de los objetivos de estabilidad, para evitar que el Gobierno de Sánchez siga empeorando la situación de endeudamiento de la economía española.
  • José María Rotellar es profesor de la Universidad Francisco de Vitoria
Comentarios
tracking