Fundado en 1910

27 de febrero de 2024

Soldados rusos vigilan un área junto a un campo de trigo en el sureste de Ucrania

Soldados rusos vigilan un área junto a un campo de trigo en el sureste de UcraniaGTRES

Economía

Ucrania considera insuficiente la seguridad en el mar Negro para exportar su grano

El ministro Planas se ha reunido este lunes con sus homólogos europeos y ucraniano para dar salida a este problema que se alarga desde julio de 2022

El ministro de Agricultura de Ucrania, Mikola Solski, reclamó este lunes más seguridad para la exportación de cereal ucraniano a través del mar Negro durante la reunión de ministros de la Unión Europea en Luxemburgo.
El pasado mes de julio Rusia abandonó el acuerdo para facilitar la salida de productos agrícolas por esa ruta marítima, impulsado por la ONU y Turquía, lo que dañó las arcas ucranianas.
Pese al abandono ruso del pacto, Solski señaló que por segundo mes Ucrania está enviando «de manera unilateral» sus propios barcos por la ruta del mar Negro, aunque reconoció que la situación «es, sin duda, complicada».
«Nos gustaría tener mejor seguridad, pero no nos estamos quedando sentados y esperando, y estamos intentado exportar tanto cereal como es posible», aseguró el ministro de Agricultura ucraniano en una declaración conjunta con su homólogo español, Luis Planas.
«Esperamos con ansias que mejore la situación de seguridad», dejó caer a medio camino entre anhelo y crítica.
Planas, por su parte, mostró su apoyo la demanda de Kiev tildándola de «muy realista». También señaló que con Solski se ha estado debatiendo sobre las condiciones de seguridad que se necesitan para el desarrollo de las exportaciones agrícolas ucranianas.
No obstante, ante la cuestión de si es posible restaurar el acuerdo del mar Negro en el futuro próximo, respondió que no está en manos de Ucrania ni del club comunitario, sino de Rusia.
Solski también se refirió a la decisión de Ucrania de paralizar la denuncia que había presentado ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) contra Polonia, Hungría y Eslovaquia. Quiere rebajar tensiones -especialmente con Polonia tras el ataque a Varsovia en la sede de Naciones Unidas de Nueva York- y por eso abre la vía de la negociación.
«Hubo elecciones en Polonia y Eslovaquia recientemente y, por supuesto, las elecciones interfieren en la velocidad de la toma de decisiones en esas cuestiones también. Pero las negociaciones no se detienen ni un momento, así que siguen», comentó.
Comentarios
tracking