Fundado en 1910

16 de julio de 2024

Declaración de la renta

Declaración de la renta

Declaración de la Renta

Diez trucos para pagar menos impuestos antes de que acabe el año

La cuenta atrás para despedir 2023 ha comenzado y, entre otras cosas, es el momento de actuar para pagar menos impuestos en la próxima declaración de la Renta

Poco a poco 2023 llega a su fin y la gran mayoría de ciudadanos ya ha saldado sus cuentas con Hacienda tras la presentación de la declaración de la Renta correspondiente al ejercicio anterior que tuvo lugar entre los meses de abril y julio. Y aunque por el momento podemos ver un poco lejos la presentación del IRPF de este año, que tendrá lugar en la primavera de 2024, este es el momento de tomar medidas: todavía estamos a tiempo de ahorrar en impuestos. Eso sí. Hay que actuar antes del 1 de enero.

La Organización de Consumidores y Usuarios, como es habitual por estas fechas, ofrece a los usuarios una serie de recomendaciones para recortar nuestros impuestos de cara a la próxima presentación de la declaración de la Renta:

1. Aprovecha las deducciones autonómicas

Antes de que acabe el año es importante informarse de las deducciones fiscales a las que se tiene derecho en función de la comunidad autónoma en la que se resida, ya que estas pueden sufrir variaciones en cada ejercicio. Hemos de tener en cuenta que muchas de estas deducciones solo se conceden si el contribuyente no excede ciertos límites de ingresos. En caso de superarlos, puedes reducir tus ingresos, teniendo gastos deducibles o solicitando retribuciones para poder aplicar la deducción.

Entre otras deducciones autonómicas encontramos la guardería de los hijos, el material escolar, el abono de transporte público, o el alquiler, entre otras.

2. Comunica cualquier cambio en la familia

Por otro lado es muy importante informar a nuestro empleador de cualquier cambio que haya podido producirse en nuestra situación familiar, ya sea el nacimiento de un hijo, una discapacidad o incluso un divorcio. Esto es importante porque la cantidad de retención a cuenta del IRPF depende entre otras cosas de las circunstancias familiares.

3. Cambia salario en metálico por salario en especie exento

Obtener parte de la retribución como salario en especie es una buena manera de ahorrar en impuestos, ya que algunas retribuciones como los seguros sanitarios o los vales de comida están exentas de pagar IRPF.

4. Haz donativos

Las donaciones también pueden deducirse en la declaración de la Renta, y si se hacen siempre a las mismas entidades, todavía más. En el caso de que hagas donativos a ONEG, fundaciones y entidades sin ánimo de lucro, puedes deducirte un 80 % sobre los primeros 150 euros, y un 35 % sobre lo que exceda de esa cantidad. El porcentaje puede subir hasta el 40 % en el caso de que sea el tercer año que donas a la misma entidad y cada donación ha sido igual o superior a la del año anterior.

5. Aprovecha las deducciones de vivienda

En el caso de que cumplas los requisitos para aprovechar la deducción fiscal por la compra de vivienda habitual, es conveniente que amortices tu hipoteca antes de que finalice el año. Si compraste la casa antes de 2013, podrás deducirte el 15 % de lo pagado para comprar la vivienda, sobre un máximo de 9.040 euros (o de 18.080 si los gastos se comparten con un cónyuge y se hace la declaración por separado). Por este motivo interesa amortizar de forma anticipada una cantidad que llegue hasta ese límite para aprovechar íntegramente la deducción. Las comisiones por cancelación anticipada que cobran algunas entidades también son deducibles dentro de los 9.040 euros.

También existe la posibilidad de deducir en la declaración las obras de eficiencia energética terminadas en 2023 en la vivienda habitual o en una propiedad arrendada para vivienda.

6. Aprovecha las deducciones para vehículo eléctrico y puntos de recarga

Si has comprado un vehículo eléctrico nuevo después del 30 de junio de 2023 (este día incluido, y lo matriculas antes del 1 de enero de 2024, podrás deducir en la próxima declaración el 15 % de su valor, incluidos gastos e impuestos y restadas las ayudas públicas sobre un máximo de 20.000 euros.

Por instalación de puntos de recarga de vehículos eléctricos también será posible deducirse el 15 % del precio de la instalación, restadas las subvenciones o ayudas públicas que haya podido recibir, sobre un máximo de 4.000 euros, siempre que dicha instalación empiece y finalice en 2023, sea de uso particular y no se pague en efectivo.

7. Espera a cumplir los 65 años para vender tu vivienda

Si aún no has cumplido los 65 pero te queda poco y estás planteándote vender tu casa, espera. Las personas de 65 o más años que vendan su vivienda están exentas de pagar los impuestos de las ganancias de la transmisión de la misma.

En el caso de que la vivienda esté a nombre de los dos cónyuges, ambos deben ser mayores de 65 años.

8. Si eres arrendador también puedes disfrutar de ciertas ventajas

Los propietarios de inmuebles en alquiler pueden deducirse de la renta sujeta al IRPF los gastos hechas para obtenerla: IBI, anuncios, agencia, seguros, comunidad... También son deducibles los gastos de reparación y conservación, así como los intereses de préstamos para la compra o mejora del inmueble, pero sin que puedan generar un rendimiento negativo.

9. Ahorra en plan de pensiones

Las aportaciones a un plan de pensiones pueden ofrecer beneficios fiscales en el IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) en España, aunque no son adecuadas para todos.

  1. No recomendado para ciertos ingresos: Si tus ingresos provienen exclusivamente de alquileres de inmuebles, productos bancarios, o ganancias de transmisiones patrimoniales, no es aconsejable optar por aportar a un plan de pensiones. Esto se debe a que estas fuentes de ingreso no se ven beneficiadas por las reducciones fiscales de las aportaciones a planes de pensiones.
  2. Recomendado para ingresos por trabajo o actividades empresariales: En cambio, si tus ingresos provienen del trabajo, de actividades profesionales o empresariales, o de alquileres de inmuebles (siempre que también tengas ingresos del trabajo o actividades profesionales/empresariales), aportar a un plan de pensiones puede ser una opción interesante.
  3. Límites de reducción fiscal: La cantidad máxima que puedes descontar en tu declaración de IRPF por aportar a tu plan de pensiones es la menor de las siguientes dos cantidades: 1.500 euros anuales, cantidad que se incrementa en 8.500 euros adicionales cuando el incremento proviene de contribuciones empresariales o de aportaciones del trabajador al mismo plan de empleo y dependen del importe aportado por la empresa. Y el 30% de la suma de tus rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas.
  4. Exceso de aportaciones: Si no puedes reducir todas tus aportaciones debido al límite mencionado, podrás aplicar la reducción del exceso en la base imponible general de los cinco ejercicios fiscales siguientes.

10. Compensa las pérdidas y ganancias

En el caso de que durante 2023 hayas obtenido ganancias con la venta o donación de bienes pero, a su vez, acumulas pérdidas en otras inversiones, en tu próxima declaración puedes compensar estas últimas siempre que cumplas con una serie de requisitos.

Comentarios
tracking