Fundado en 1910

23 de junio de 2024

Documentación para la firma de una hipoteca

Documentación para la firma de una hipotecaEuropa Press

¿Compensa subrogar la hipoteca?

Pasar de un tipo variable a uno fijo o mixto puede suponer un ahorro de hasta 300 euros al mes

Los mercados están expectantes ante la bajada de tipos de interés que se producirá previsiblemente el próximo mes de junio. El euríbor ya está registrando valores medios mensuales más bajos que en el mismo periodo del año anterior, aunque las rebajas de las hipotecas variables apenas suponen una rebaja de entre cuatro y diez euros.

«Que los ciudadanos estén viendo que las cuotas de las hipotecas comiencen a bajar, aunque sea muy muy poco, hace que el miedo que tenían hace unos meses a no poder pagar sus préstamos se disipe, tanto que muchos de los que antes barajaban cambiar sus hipotecas variables por otras fijas o mixtas, ahora se están conformando con lo que tienen, aunque todavía estén pagando cuotas muy elevadas y no sepan hasta cuándo seguirán a esos niveles», explica Simone Colombelli, director de Hipotecas de iAhorro.

Actuamente, una persona que firme en mayo una hipoteca variables pagará un tipo de interés del 3,703 % –dato definitivo de abril– más un diferencial de entre 0,2 % y el 0,5 %. No obstante, hay que tener en cuanta que la cuota variará a lo largo de los años en función de los valores del euríbor.

Así, quien firmó su hipoteca en mayo de 2021 –con uno de los euríbor más bajos de la historia–, comenzó pagando una cuota de 449,18 euros para un préstamos de 150.000 euros, y de 893,36 para uno de 300.000 euros. Sin embargo, tras la revisión del año siguiente, las cuotas aumentaron hasta los 481,56 y 963,12 euros respectivamente. En la revisión de 2023, se dispararon a 759,38 y 1.518 euros al mes.

«Entre 2022 y 2023 el euríbor se disparó de forma repentina, con algunas subidas de hasta un punto entre un mes y otro. Esto hizo que las hipotecas se encarecieran muchísimo, sobre todo las variables, cuyos tipos de interés pasaron de rondar el 1 % o estar incluso por debajo cuando el euríbor estaba en negativo, a rozar el 5 %, algo que no veíamos desde la crisis de 2008», comenta Colombelli.

Aunque en 2024 se ha registrado una bajada del euríbor respecto al año anterior, la reducción no ha sido capaz de compensar las subidas de los años anteriores y mantienen un encarecimiento de 305,82 y 611,64 euros para las hipotecas de 150.000 y 300.000 euros respectivamente.

Por eso, este experto recomienda una subrogación o una canción del préstamo a otro que ofrezca mejores condiciones. «Casi todas las personas que tengan contratada una hipoteca variable pueden conseguir algo mejor en el corto y medio plazo, sobre todo viendo que la bajada de tipos se ralentiza y que, por tanto, seguirán pagando cuotas mensuales muy altas durante bastante tiempo», comenta.

Muchas entidades ya están ofreciendo hipotecas a tipo fijo por debajo del 3 % TIN y mixtas del 2 % TIN, pero es fundamental conseguir un interés acorde a la media que se espere a largo plazo, para compensar al máximo el cambio.

La gran duda es si buscar ahora o esperar a una bajada pronunciada, prevista para 2025. «Cuanto antes se haga el cambio, dada la situación actual, mejor. Mientras se espera a que bajen los tipos, si el euríbor se mantiene alto, los hipotecados a tipo variable seguirán perdiendo dinero», explica Colombelli.

Según los cálculos de iAhorro, si un usuario consigue cambiar su hipoteca variable por una fija del 2,5 % TIN podría ahorrarse entre 180 y 360 euros en su cuota mensual, en función de la cuantía del préstamo y del momento de contratación del mismo.

Comentarios
tracking