Fundado en 1910

23 de junio de 2024

Jose Elías, avaló la candidatura de Laporta con 40 millones de euros

Jose Elías, avaló la candidatura de Laporta con 40 millones de euros

José Elías, dueño de Audax y La Sirena, salpicado en el enésimo escándalo económico del Barcelona

El empresario avaló con 40 millones de euros la candidatura de Joan Laporta y de unos directivos que ahora están investigados por Hacienda

Dice José Elías que se siente «bastante ignorado» por Joan Laporta. También asegura que «alguien que te deja 40 millones de euros merece algo más que un hola y adiós, pero sigo creyendo que era el mejor de los candidatos en 2021».

Tres años después de aquella pancarta en pleno paso de la Castellana donde Laporta le decía al madridismo «ganas de volver a veros», la desbandada de ejecutivos suma ya 18 bajas, con una agudizada crisis económica y con el propio Elías fuera de la Comisión Espai Barça insatisfecho de tener un rol consultivo en lugar de ejecutivo. Ahora, Elías ha tenido que acudir a una delegación de Hacienda a dar explicaciones por ese dinero salpicado por otra historia truculenta del Barcelona.

Pancarta de Laporta en las inmediaciones del Bernabéu

Pancarta de Laporta en las inmediaciones del Bernabéu

Uno de los empresarios españoles de más éxito gracias a su empresa Audax Renovables y a la gestión de los congelados La Sirena, tuvo el arrojo en 2021 de apoyar a Joan Laporta en su regreso al Fútbol Club Barcelona. Elías fue valiente porque la directiva que presentaba Laporta apenas tenía músculo económico para hacer frente al aval del 15 % del presupuesto de gastos de la temporada en curso, en aquella temporada, de 124.651.950 euros.

Elías y Roures

Más de la mitad de aquella cantidad llegó por medio de personas cercanas al Barcelona, pero que no eran socios, simplemente simpatizantes, como es el caso de José Elías o de otro empresario como era Jauma Roures, fundador de Mediapro y expulsado por su propia directiva en octubre de 2023 después de 30 años en la empresa que puso en marcha.

Elías ha manifestado en muchas entrevistas que no entiende la deriva que ha tomado el Barça con Joan Laporta. Una queja que llega después de la fuga de varios directivos importantes como Mateu Alemany o Jordi Cruyff, Ferran Reverter y de Eduard Romeu, precisamente la persona que convenció a Elías, «a quién avalé en el Barça fue a Eduard Romeu, lo de Laporta fue un accidente».

A quién avalé en el Barça fue a Eduard Romeu, lo de Laporta fue un accidenteJosé ElíasAvalista de la candidatura de Laporta

Romeu fue el directivo responsable del desarrollo del plan de viabilidad puesto en marcha desde el inicio del mandato, además de ser uno de los actores que cerraron la financiación del Espai Barça y activaron las famosas palancas para dotar de dinero rápido al club a cambio de vender activos como sus derechos de imagen por los próximos 20 años.

El enfado de José Elías

Según explica El Periódico, José Elías tenía el compromiso por parte de Joan Laporta de que el Barcelona le abonaría los gastos financieros de su aval. Esto no sucedió lo que provocó el enfado del empresario badalonés, que terminó desvinculándose por completo del presidente y de su entorno.

Escándalo de intereses

Mientras el aval de José Elías sigue apuntalando la gestión de Joan Laporta, un nuevo escándalo salpica a esos directivos que se vieron con mando en plaza gracias a un dinero que no era suyo. El Periodico ha destapado que la cuenta que estos miembros del Barça compartían en el Banco Sabadell tenía movimientos extraños de abonos y cargos que ahora han visto la luz.

Esa cuenta está a nombre de Joan Laporta y de todos los miembros de su junta directiva como son Rafael Yuste, Antonio Escudero, Elena Fort, Juli Guiu, los dimitidos Eduard Romeu y Jordi Llauradó, Josep Cubells, Ferran Olivé, Josep Maria Albert, Xavier Barbany, Miquel Camps, Alfons Castro, Josep Ignasi Macià, Aureli Mas, Xavier Puig, Àngel Riudalbas, Joan Solé y Joan Soler.

La cuenta que los directivos del Barça compartían en el Banco Sabadell tenía movimientos extraños

Esa cuenta tenía el único objetivo de pagar al Sabadell los intereses devengados del coste del aval que llevó a esta directiva a sus cargos. El interés aplicado fue de un 2 % anual, es decir, una media de 124.000 euros por directivo que, como se ha podido descubrir, tampoco pudieron hacer frente a él y a los que se les requirió hasta por el propio presidente que se hicieran cargo de ese dinero.

Elías, a declarar

El Fisco solicita la numeración de las cuentas corrientes en las que se depositó ese dinero y en las que se devolvieron los intereses. Es más, también requiere que se explique por escrito de manera detallada la operativa ordinaria del aval constituido.

La Agencia Tributaria quiere saber quién aportó dinero al aval de Laporta y con qué cantidad algo que ha llevado a José Elías a prestar declaración. Verse implicado en esta situación no ha sido del gusto del empresario catalán que hace unos meses ya veía comportamientos extraños en el club de su vida. «No me arrepiento porque soy culé. Hubiera sido nefasto que un presidente que gana las elecciones no pudiera presentar los avales. Pero si hubiera sabido esto, quizás no le hubiera prestado el aval», revelaba.

Embargos de Hacienda

La cuenta corriente de la discordia está en el punto de mira porque recibió ingresos de empresas cercanas al Barça de forma «solidaria» como han declarado y, meses después, recibieron beneficios como la organización de partidos del equipo culé en Estados Unidos.

​Lo que es más grave de esta situación es que muchos de esos directivos recibieron embargos personales de Hacienda y de la Seguridad Social en esa cuenta corriente, posiblemente, porque la Administración no encontró dinero en otras cuentas personales.
Comentarios
tracking