Fundado en 1910

15 de abril de 2024

España es uno de los países donde la juventud percibe una mayor presión derivada de estas tareas

España es uno de los países donde la juventud percibe una mayor presión derivada de estas tareasPaula Andrade

La ayuda de los padres en los deberes escolares puede ser perjudicial

Una investigación advierte a las familias que el apoyo con las tareas del colegio solo será positivo si se logra mantener la autonomía

La ayuda de los padres con los deberes escolares solo es positiva si logra mantener la autonomía del alumno, haciéndose contraproducente si se usan estrategias distintas a las aplicadas por el docente o directamente, se asumen esas tareas.
Además, la ayuda familiar solo es relevante en primaria (6-12 años), pero no así en secundaria y bachillerato, y los resultados no son distintos en función de las materias, aunque matemáticas siempre fue vista como más susceptible de necesitar ese apoyo.
Son las principales conclusiones del mayor estudio mundial sobre los deberes escolares, elaborado por científicos de las universidades de Misisipi (Estados Unidos), Bohai (China), Oviedo y el Centro de Neurociencia Cognitiva y Cerebral (Liaoning, China), que se ha basado en el análisis de investigaciones de los últimos treinta años con casi 380.000 participantes.

Presión

España es uno de los países donde la juventud percibe una mayor presión derivada de estas tareas.
Según un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), un 25 % de las niñas y un 34 % de los niños españoles de 11 años dicen sentirse presionados por los deberes, y el porcentaje sube con la edad: un 55 % a los 13 años y un 70 % a los 15 años.
El catedrático de Psicología Educativa de la Universidad de Oviedo, José Carlos Núñez, lleva investigando sobre los deberes escolares desde el año 2000. «Siempre se pensó que en asignaturas como en matemáticas podría ser más importante la implicación de los padres. Y no es así, en todas las materias es igual», señala en una entrevista a EFE.

Entorpecer al profesorado

«Las conclusiones generales de nuestro estudio» han mostrado (que esa ayuda) «tiene un efecto negativo en el rendimiento académico, pero la conclusión no es ‘padres no ayudéis’, esto no es así, hay que tener en cuenta múltiples dimensiones», añade.
«Es incluso contraproducente» –advierte– cuando padres y madres les explican los deberes porque muchas veces lo que hacen es entorpecer a los profesores, ellos explican los contenidos de una manera y las familias de otra y al final, los hijos se enfadan porque no se aclaran”.
Núñez aboga por hacer «estudios de intervención, intentar enseñar a los padres a aprender a dar independencia a los niños desde muy pequeños, a aliviar su estrés y ansiedad y no esperar que sus hijos vayan mal en la escuela para trabajar con ellos».
Con independencia de los resultados de este estudio, el catedrático entiende que se debe considerar, por parte del profesorado, «la cantidad justa de deberes», porque «no por poner muchos va a ser mejor».
«Igual ocurre con los padres, no es mejor que tú les expliques los deberes ni que estés muchas horas con ellos».

Temas

Comentarios
tracking