02 de julio de 2022

El Rey Juan Carlos I.

El Rey Juan Carlos I.Lalo Alvarez / GTRES

El libro de una periodista admiradora

El Rey emérito siente que algunos amigos le han dado la espalda, según el libro «Mi rey caído»

Don Juan Carlos no desea molestar a Felipe VI

Laurence Debray asegura en su publicación que la monarquía y no molestar a Felipe VI sigue siendo la principal preocupación del Rey Don Juan Carlos. No obstante, el monarca desea volver de Emiratos Árabes Unidos, donde permanece desde agosto de 2020, pues se siente abandonado por algunos de sus amigos, que le han dado la espalda según la periodista francesa.
Admiradora de Juan Carlos I y de la Transición española, Debray ha escrito ya varios libros y un documental. Ahora, en su libro «Mon roi déchu» (del francés, «Mi rey caído») relata los encuentros que ha mantenido con Su Majestad en los últimos años, el último de ellos en el exilio la pasada primavera de este 2021.

El Rey, con buena salud pero triste

Don Juan Carlos recibió a la escritora en Emiratos el pasado abril en ropa deportiva, a lo «turista estadounidense». Una pequeña desilusión para la periodista dado que «no va vestido de rey» y esperaba haberle encontrado «en un castillo».
En cuanto a su salud, la licenciada en Historia, Literatura y Economía explica que el Rey le contó que ha perdido doce kilos, aunque ya no tiene la cara hinchada por los medicamentos. Según Debray, el Rey presenta un aire saludable, con un halo de tristeza, pero con «su risa franca, de niño». Don Juan Carlos saludó con dos besos a la escritora tras pedirle que se quitara la mascarilla — «siempre ha amado el riesgo» — y resalta cómo el Rey «se levanta con problemas y avanza con paso inseguro con ayuda de un bastón».

Al día de España

Según la periodista, «su distancia no le impide estar informado de todo» y «España sigue estando evidentemente en el corazón de sus preocupaciones y el futuro de la monarquía es la primera de sus inquietudes». Durante el encuentro, relata Debray, Don Juan Carlos «habla abiertamente de la situación delicada en la que se encuentra y, con un cierto pudor, de los amigos que le han dado la espalda. Incluso aquellos que le deben la riqueza y la fama». Pese a todos los acontecimientos, «no se queja de nada, solo constata, resignado». El monarca utiliza diariamente WhatsApp y Zoom y lo que más hecha de menos de nuestro país es «la comida» aunque alguno de sus amigos sí le hace llegar jamón serrano.

¿Cuándo regresará a España?

Una pregunta que la periodista asegura ya se la realizó por teléfono antes de visitarle, a mediados del noviembre pasado, y a lo que el Rey contestó: «No tengo ni idea. Algunos están muy contentos de que me haya marchado», aunque también le contó que en Emiratos cuenta con «buenos amigos». La periodista le cuestiona por qué no se quedó en España, por ejemplo, en Galicia, pero Don Juan Carlos contestó que los periodistas le hubieran perseguido y que «desde aquí, no molesto a la Corona». Para su regreso, «las instituciones que he dejado deberían bastar. Hablan por sí mismas. Pero es cierto, se destruyen más fácilmente las instituciones que se construyen».

Don Juan Carlos ya piensa en su funeral

Esto es lo que asegura la escritora, cuando volvió a llamarle tras su encuentro en Abu Dabi. Debray relata cómo el Rey Juan Carlos se encontraba aún muy conmovido por el entierro de su primo político, el príncipe Felipe de Inglaterra, fallecido el 9 de abril. Periodista y monarca charlaron sobre su padre: «El entierro de mi padre también fue muy bonito» y «ahora debo pensar en el mío».
Sobre Don Juan de Borbón también hablaron. El monarca confesó a la periodista su pesar por no haber dado la importancia que tenía al acto en el que Don Juan renunció a sus «derechos dinásticos» para que su hijo pudiera convertirse en Rey de España. «Fue una jornada muy emotiva. Me arrepiento de no haberle atribuido más énfasis. Si tuviera que hacerlo de nuevo, le daría más importancia», reconoció Don Juan Carlos.
El Rey emérito Don Juan Carlos I

El Rey Don Juan Carlos IEuropa Press

Ahora que se cumple más de un año de la marcha del monarca de nuestro país, todas las acusaciones sobre Don Juan Carlos I han caído en tribunales. ¿Acaso la persona cuya figura fue inviolable y ahora se presenta como un ciudadano más, no detenta acaso el derecho a disfrutar de la presunción de inocencia? El monarca que representando a la institución del Estado español aunó a todas las fuerzas parlamentarias para una Transición democrática merece más que nunca el respeto de sus compatriotas. ¿Se respetará el regreso del Rey a España?
Comentarios
tracking