27 de noviembre de 2021

Los Boixos Nois acudían al Nou Camp como organización hasta que en 2003 se les denegó la entrada dado su carácter violento

Grupos radicales

La Policía Nacional da por desarticulada la cúpula de los Boixos Nois

Consideran que «lideraban una organización criminal extremadamente violenta con un marcado carácter polidelictivo»
La Policía Nacional ha desarticulado la cúpula de los Boixos Nois después de la operación policial desarrollada a comienzos de este mes en la que han sido detenidas 14 personas, 7 de las cuales se encuentran ya en prisión.
Los detenidos están acusados de presuntos delitos graves contra la salud pública, explotación para la prostitución de mujeres, tenencia ilícita de armas o el subsiguiente blanqueo de capitales, entre otros, por lo que son considerados como «una organización criminal extremadamente violenta con un marcado carácter polidelictivo», informa la Policía Nacional en una nota de prensa.
En la operación policial, desarrollada bajo la dirección del Juzgado número 1 de Sabadell, se produjeron un total de 18 registros en los que se han intervenido diez armas de fuego, numerosas armas blancas, un kilo de cocaína, más de 5.000 plantas de marihuana, hachís, distintas sustancias estupefacientes y numeroso material de carácter supremacista relativo a este grupo ultra radical. 

Han sido incautadas drogas, armas de fuego, armas blancas, medicamentos ilegales y material de carácter supremacista

También se han bloqueado más de 20 cuentas bancarias, embargado tres viviendas y 27 vehículos, e intervenido más de 300.000 euros en efectivo, proveniente presuntamente de las actividades ilícitas realizadas por la organización.
La investigación se inició en el primer trimestre de 2020, cuando los investigadores detectaron como este entramado delincuencial, cuyo nexo de unión sería el grupo ultra Boixos Nois, actuaba como una verdadera organización criminal jerárquica y disciplinada, y con un excesivo carácter violento que manifestaban frente a otras organizaciones y clanes que les intentaban disputar sus zonas de actuación.

Amplio historial delictivo

No obstante, los Boixos Nois, como otros grupos ligados al fútbol, tienen una larga trayectoria delictiva. Así, uno de los momentos más negros de la historia de este grupo radical fue en 1991, cuando cinco de sus miembros asesinaron a puñaladas a un joven de 20 años seguidor del RCD Espanyol de Barcelona en los alrededores del antiguo Estadio Sarriá, convirtiéndose así en la primera muerte ultra en España.
Su última acción violenta más conocida tuvo lugar el pasado 25 de enero 2020 en Valencia, cuando protagonizaron unos graves enfrentamientos contra el grupo ultra Yomus, en los aledaños del estadio valenciano de Mestalla. En esta pelea participaron los principales cabecillas que ahora han sido detenidos en esta operación de la Policía Nacional.
tracking