20 de enero de 2022

El jefe de Gabinete de Pedro Sánchez, Óscar López

El jefe de Gabinete de Pedro Sánchez Óscar LópezEfe

No quiere interferencias

Sánchez crea un departamento en La Moncloa para controlar el ruido en la coalición

El Gabinete de la Presidencia sufre la segunda reestructuración tras la salida de Iván Redondo como jefe. Su sustituto, Óscar López, reparte juego y refuerza a Antonio Hernando y Francesc Vallès
Antonio Hernando y Francesc Vallès, incorporados al equipo de Pedro Sánchez tras la salida de Iván Redondo como director adjunto del Gabinete de la Presidencia y secretario de Estado de Comunicación –respectivamente–, ganan peso en un nuevo organigrama de la Presidencia del Gobierno que publica este jueves el BOE.
La Moncloa aduce razones de «efectividad, agilidad y eficacia» detrás de estos cambios, pero responden al nuevo método del jefe de Gabinete de Sánchez, Óscar López. A Redondo, su antecesor, le gustaba acaparar todo el poder. López, por el contrario, reparte juego.
A la Secretaría de Estado de Comunicación de Vallés se suma a partir de ahora un Departamento de Coordinación Informativa, con rango de Dirección General. Es de nueva creación y se unen a los departamentos que ya existían de Información Nacional, Información Internacional, Información Autonómica y Digital.
Sánchez y su equipo están decididos a atajar las cacofonías e interferencias que a menudo se producen en el Gobierno de coalición. A veces incluso entre ministros del mismo partido, no necesariamente siempre entre el PSOE y Unidas Podemos.
Ya ha hablado esta semana Yolanda Díaz de lo importante que es la comunicación en la acción del Ejecutivo. «Este Gobierno hace cosas chulísimas y no somos capaces de comunicarlas», se quejó el miércoles en la SER. Esta nueva Dirección de Coordinación Informativa tendrá, asimismo, una Unidad de Coordinación Institucional.
Antonio Hernando cuando era diputado del PSOE en la oposición

Antonio Hernando cuando era diputado del PSOE en la oposición

En lo que respecta a Hernando, el director adjunto del Gabinete de Sánchez pasa a hacerse cargo de la Unidad de Estrategia, que hasta ahora estaba en manos de su jefe directo, López. Mantiene la Unidad de Mensaje que ya tenía, como también tenía cuatro departamentos con rango de dirección general: los de Políticas Públicas, Asuntos Institucionales, Asuntos Exteriores y Unión Europea.
Con esta segunda remodelación en la Presidencia del Gobierno, que se suma a la que Sánchez efectuó tras la salida de Redondo en julio, el presidente y su equipo confían en capear mejor las tormentas de la coalición.
En lo que respecta a la última, la provocada por Alberto Garzón, desde el miércoles el ala socialista del Ejecutivo ha ido rebajando el tono con el ministro de Consumo. «Tenemos que pasar página», resumió la vicepresidenta Nadia Calviño.
Mientras, el antiguo amo de llaves de La Moncloa, Iván Redondo, continúa sangrando por la herida de su destitución en sus artículos semanales de La Vanguardia. En el último situaba a Sánchez como cuarto en intención de voto en unas elecciones generales, por detrás de Pablo Casado, Yolanda Díaz y Santiago Abascal.
Redondo acaba de constituir una consultora nueva, Redondo y Asociados Consultores Políticos y de Estrategia. Cuando llegó a La Moncloa se desvinculó sobre el papel de la que tenía antes, Redondo & Asociados Public Affairs Firm, y la dejó en manos de su mujer. 
tracking