26 de septiembre de 2022

Irene Montero este miércoles en el Congreso

Irene Montero este miércoles en el CongresoEFE

Montero no se disculpa ni aclara su frase de que los «niños pueden tener sexo con quien quieran»

La ministra achaca toda la polémica a una campaña contra ella de la «extrema derecha»

Tras sus polémicas declaraciones donde aseguraba que los menores pueden mantener relaciones sexuales «con quien quieran» si hay consentimiento, la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha perdido la ocasión de explicar sus palabras. En su lugar ha preferido acusar a la «ultraderecha» de orquestar una campaña en su contra.
Montero afirmó este miércoles que si un «niño, niña o niñe» quisiera tener relaciones sexuales con un adulto, no habría ningún problema, siempre que haya consentimiento por parte del menor. Lo hizo, concretamente, en la Comisión de Igualdad de la Cámara Baja: «Todos los niños, las niñas, les niñes de este país tienen derecho a conocer su propio cuerpo, a saber que ningún adulto puede tocar su cuerpo si ellos no quieren y que eso es una forma de violencia», declaró.
Irene Montero dice que los niños pueden tener sexo «con quien quieran»

Montero dice que los niños pueden tener sexo «con quien quieran» si hay consentimientoEl Debate

Este jueves, en unas declaraciones en el Congreso de los Diputados ha apuntado que siente «mucha vergüenza» ante «la campaña que ha desplegado la extrema derecha» a raíz de sus declaraciones.
«Contra mí, lo que quieran», se ha defendido añadiendo que el país necesita «un acuerdo para garantizar que todos los niños, niñas y niñes tienen derecho y acceso efectivo a su derechos a una educación sexual integral».
Montero ha añadido que «el inicio del acceso a la pornografía violenta en España es a los ocho años» y, por eso, considera que «urge asegurar la educación sexual de niños y adolescentes» y que estos «tengan herramientas para identificar las violencias sexuales» y para «pedir ayuda» ante ellas.
También ha hecho hincapié en la necesidad de un «acuerdo sensato para garantizar a los niños vidas libres de violencia» y, «en un futuro vivir libremente su vida sexual sin violencias». Sin embargo, de sus insinuaciones, ni una palabra.
Comentarios
tracking