04 de octubre de 2022

El presidente del Tribunal Supremo (TS) y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes

El presidente del Tribunal Supremo (TS) y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos LesmesTSJC

Poder judicial

PP y Ciudadanos apelan a Lesmes para que «no se rinda» a las presiones socialistas

El presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) prepara su dimisión ante el bloqueo institucional

Carlos Lesmes anunció en la apertura del Año Judicial que dimitiría en «cuestión de semanas» si el PSOE en el Gobierno y el Partido Popular, en la oposición, no alcanzaban un acuerdo «urgente» e «inmediato» para el poner fin al bloqueo institucional que mantiene prorrogados los mandatos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Tribunal Constitucional. Ni un sólo gesto de cercanía entre ambas formaciones, desde entonces, que con posturas frontalmente contrapuestas -los socialistas quieren renovar ya sea como sea, mientras que los populares apuestan por un cambio previo de los sistemas de elección de jueces y magistrados- esperan la visita del comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, la próxima semana a nuestro país, como punto de inflexión para desencallar el actual escenario de parálisis. Así las cosas, y ante un posible nuevo fracaso de la mediación de Bruselas, Lesmes planea dimitir el día 5 de octubre, tan sólo dos después del Pleno extraordinario que prevé convocar –el 3 del mismo mes– para forzar los nombramientos de los dos magistrados al Constitucional que le corresponde designar al órgano de los jueces.
Aunque tremendamente discretos en esta cuestión para «no añadir presión adicional» sobre Carlos Lesmes, fuentes próximas a las filas populares consultadas por El Debate son de la opinión de que el presidente del CGPJ «no debería dimitir». «El capitán no debe abandonar primero el barco», como ya declaró el propio Alberto Núñez Feijoo, líder del PP, tras la apertura del Año Judicial, a comienzos de mes.
«Corresponde a Lesmes pensar si quiere dar el paso o no», sostienen en el Partido Popular para quienes, sin embargo, «hay una solución que pasa por el planteamiento que haga el comisario europeo Reynders al Gobierno» de Pedro Sánchez y su posible rectificación frente a su «negativa» actual. «Al igual que Úrsula Von der Leyen, presidenta de la Comisión europea, ha cambiado el paso al Ejecutivo en la política energética española, también pueden recapacitar y cambiar en paso en materia judicial», añaden los populares.
«De este modo», a su juicio, se le «ahorraría» a Lesmes tener que «dar ningún paso a ese nivel de intensidad» de renuncia personal e individual a un cargo de «enorme responsabilidad».

Si Lesmes dimite estará sucumbiendo al chantaje planteado de forma constante por el PSOE durante toda esta legislatura para doblegar al PP en el reparto de sillonesEdmundo ValCiudadanos

Una lectura que comparten desde las filas de Ciudadanos donde son contrarios al «acuerdo político» para una renovación de órganos constitucionales que, «en realidad responde al mercadeo de nombres» tanto en el seno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) como, indirectamente, en el Tribunal Constitucional. Y, por ello, ofrecen a los dos partidos su apoyo para «reformar la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) y, con ello ,el sistema de la elección de los 12 vocales de extracción judicial», tal y como «pide Europa». De manera que «en el plazo de tres meses, hubiera ya nombrado un nuevo Consejo» elegido por los propios jueces, reflexiona Edmundo Val para El Debate.
«Si Lesmes dimite estará sucumbiendo al chantaje planteado de una forma constante por el partido socialista durante toda esta legislatura para doblegar al PP en el reparto de sillones», critica duramente Val. El exabogado del Estado, además, ha recordado que «la técnica del reparto de cromos entre amiguetes ya la censuró la sentencia 108/1986 del Constitucional que dijo que no podían realizarse este tipo de pactos» para la renovación del Consejo. «Por eso nosotros les pedimos a Lesmes que no dimita».
Y es que, en Ciudadanos lo tienen claro: «La técnica del PSOE es crear un verdadero caos dentro del Poder Judicial, no hay más que ver el número de vacantes que se acumulan ahora mismo en el Supremo y la dramática situación, en concreto, de la Sala Tercera de lo Contencioso-Administrativo» para obligar a la opsición a un cambio rápido del escenario.
«La responsabilidad de Carlos Lesmes tiene que ser la de aguantar y resistir porque, de lo contrario, se estaría produciendo una rendición a la voluntad del PSOE» y le permitiría «salirse con la suya» una vez descabezado el máximo órgano de los jueces. Y «lo que es más grave», advierte Val, «permitiría a los socialistas llevar una política al Tribunal Constitucional que agradara a sus socios separatistas». «Lesmes no puede abandonar su importante responsabilidad como presidente del CGPJ y del Supremo».
Comentarios
tracking