09 de febrero de 2023

La Policía Nacional trabaja en la embajada de Ucrania tras la explosión

La primera carta bomba explotó en la embajada de Ucrania en Madrid

Detenido un vecino de Miranda de Ebro de 74 años como presunto autor de las cartas bomba a Moncloa y embajadas

La Policía Nacional se encuentra en estos momentos registrando la vivienda del detenido

Un jubilado de 74 años, antiguo funcionario, y que vivía en Miranda de Ebro. Ese es el principal sospechoso de ser el autor del envío de las seis cartas bomba que a finales de noviembre y principios de diciembre se registraron en diferentes empresas y ministerios relacionados con Defensa.
Un fuerte despliegue policial se está desarrollando en estos momentos en la localidad burgalesa de Miranda de Ebro, ya que, además de la detención, se está procediendo al registro de la vivienda de esta persona. Se trata de un antiguo funcionario que ya se había jubilado.
Esta persona se encontraba en el punto de mira de la Policía Nacional desde hace días. El hecho de que las cartas hubieran sido enviadas a través de la central de Correos de Valladolid, llevó a centrar la investigación en Castilla y León. Allí se investigaron distintos grupos, tanto de corte anarquista como de ultraderecha, por si alguno de sus miembros fuera el autor del envío de las cartas bomba. El texto escrito en los sobres y el modus operandi indicaban que el envío habría sido llevado a cabo por una sola persona.

Sospechas del supremacismo ruso

De hecho, el pasado lunes el New York Times publicó que los servicios secretos estadounidenses sospechaban que los servicios secretos rusos habían ordenado a un grupo supremacista ruso, el Movimiento Imperial Ruso, el envío de las cartas dado que tenían contactos con movimientos de ultraderecha de distintos países europeos, entre ellos España.
Sin embargo, los sellos utilizados llevó a la Policía Nacional a acotar más la investigación de acuerdo con el número de sellos vendidos de una sola vez, lo que llevó a los investigadores a unos puntos concretos, entre los que se encontraba un estanco de Miranda de Ebro.
De momento, el detenido está acusado de un delito de terrorismo, puesto que empleó explosivos en las misivas, aunque los delitos podrían ampliarse ya que en la embajada de Ucrania en Madrid se produjo un herido.
Una vez que finalice el registro, el detenido será trasladado a la Comisaría General de Información de la Policía Nacional, en Madrid, a la espera de que pase a disposición de la Audiencia Nacional, donde el juez José Luis Calama tiene abierta una instrucción desde el momento en que se registró la primera explosión en la Embajada de Ucrania el pasado 30 de noviembre.
Comentarios
tracking