Fundado en 1910

24 de febrero de 2024

Dolores Delgado, exfiscal general del Estado y exministra de Justicia con Alvaro García Ortiz, su sucesor en el cargo

Dolores Delgado, exfiscal general del Estado y exministra de Justicia con Alvaro García Ortiz, su sucesor en el cargoEuropa Press

Polémica designación

Delgado será la fiscal de Memoria Democrática pese al rechazo de la mayoría del Consejo Fiscal

  • El fiscal general del Estado, Álvaro García Ortiz, la ha propuesto pese a tener a la mayoría del Consejo Fiscal en contra de esta medida

  • Siete vocales se han negado a votar la designación del cargo en protesta por la polémica decisión

Se han cumplido las previsiones pese a la manifiesta oposición de la mayoría de los miembros del Consejo Fiscal a la maniobra orquestada por el fiscal general del Estado. Álvaro García Ortiz, ha propuesto a su predecesora inmediata, Dolores Delgado, para la plaza de fiscal de Sala de Memoria Democrática y Derechos Humanos, puesto que ha resultado asignado a pesar del rechazo expreso a informar sobre la misma de siete de los nueve consejeros electos del órgano.
Así lo han confirmado fuentes próximas al CF consultadas por El Debate, quienes han apuntado a la enérgica protesta protagonizada por los seis vocales de la Asociación de Fiscales (AF) –mayoritaria en la Carrera– y el representante de la Asociación Profesional e Independiente de Fiscales (APIF), Salvador Viada, tras negarles García Ortiz la petición de aplazar cualquier pronunciamiento sobre Dolores Delgado. Y ello, pese al informe presentado por la AF en el que se fundamenta la necesidad de «extraer el nombramiento de Delgado del orden del día para que la Inspección Fiscal pudiera evaluar, mediante el oportuno estudio de la candidatura, si concurría en ella una causa de incompatiblidad» para el cargo.
No en vano, está en cuestión su idoneidad para una plaza sobre la que planean fuertes dudas sobre el «conflicto de intereses» en el que estaría incurriendo como titular de la misna debido a que sus competencias coinciden con buena parte de la actividad profesional de su actual pareja, el exjuez Baltasar Garzón, en materia de Derechos Humanos y delitos de lesa humanidad.
Un nuevo «dedazo» de García Ortiz que se ha consumado, por segunda vez, a favor de su mentora quien el pasado 22 de septiembre de 2022, ya ascendió a la máxima categoría del escalafón, como fiscal de Sala de lo Militar del Tribunal Supremo con la abierta oposición de la mayoría del Consejo.
En aquella ocasión, cuya decisión está examinando el propio Alto Tribunal en la actualidad para determinar si fue ajustada a derecho o no, los seis vocales de la AF se posicionaron a favor de otro candidato y tan slo cuatro –los dos de la Unión Progresista de Fiscales (UPF) y las miembros natas del órgano, a elección de Delgado y García Ortiz: la teniente fiscal del Tribunal Supremo (TS) María Ángeles Sánchez Conde y la inspectora jefe María Antonia Sanz– lo hicieron a favor de la exfiscal general.

García Ortiz desoye a la mayoría

La negativa de esos siete vocales a siquiera participar en la deliberación sigue la línea del malestar expresado pública y formalmente tanto por AF y por APIF contra las 'trampas' del fiscal general para asegurarse el nombramiento de su predecesora en el cargo, antes de las elecciones generales del próximo día 23 de julio.
Desde que El Debate adelantase en primicia que García Ortiz había adelantado el Pleno ordinario del 19 de junio a este jueves, pero sólo en materia de designaciones de vacantes, la tensión ha ido in crescendo en el seno de un Consejo que ha instado tanto la suspensión de esta sesión, en la que se han consumado los planes iniciales del fiscal general como su propia dimisión por las maniobras empleadas para lograrlo.
Incluso, a costa del descrédito de una compañera y también extitular del Ministerio Público, Consuelo Madrigal, a la que señaló como autora de hasta once nombramientos análogos al de Delgado con «información manipulada» que pretendía «confundir a la opinión pública» y que en realidad se apoyaba en la comparación de dos escenarios «que no tenían similitud» alguna, denunciaron desde la AF para instar la dimisión de García Ortiz por ello.
Cabe recordar que este área de Memoria Democrática y Derechos Humanos es a la que se dedica su pareja, el exjuez Baltasar Garzón. Un nueva polémica dentro del currículum de quien pasó de ser ministra de Justicia a fiscal general del Estado, en una decisión tan inédita como escandalosa.
Comentarios
tracking