07 de diciembre de 2021

Britain's Prince Harry, Duke of Sussex, and his wife Meghan, Duchess of Sussex, at for the Intrepid Museum's Salute to Freedom gala at Intrepid Sea, Air & Space Museum in New York, New York, USA, 10 November 2021.

Los `royals´ a su llegada al evento celebrado en Nueva YorkCraig Ruttle

Moda

Harry y Meghan causan sensación en su regreso a la alfombra roja

Los duques de Sussex acudieron a la gala Salute Freedom 2021 en favor de los militares estadounidenses
Aunque los duques de Sussex abandonaron la corona británica hace más de un año y establecieron su residencia en Estados Unidos, no han dejado de acudir a actos públicos. El último en contar con su presencia ha sido la gala Salute Freedom 2021, celebrada en el portaaviones del Intrepid Sea, Air and Space Museum para homenajear al ejército en vísperas del Día del Veterano en Estados Unidos.
El Príncipe Harry acudía en calidad de anfitrión y presentador de los premios Intrepid Valor, que fueron otorgados a cinco miembros del servicio militar, veteranos y familias de estos. Aseguró que estaba viviendo el auténtico «sueño americano», desde que se mudó a California con su mujer y sus dos hijos, Archie y Lilibeth, tras el conocido Megxit
«Tengo que decir que ser testigo de su apoyo a todos aquellos que se ponen en peligro en defensa de nuestras libertades es notable y enormemente respetado. Me recuerda la profunda reverencia que los británicos también tenemos por nuestras fuerzas armadas. En ambos países los militares comparten un vínculo especial y estoy agradecido de haber servido en apoyo de nuestra alianza conjunta durante muchos años», explicó.

Como consecuencia a su renuncia de los poderes reales, el Príncipe no puede llevar el uniforme militar que tan adecuado habría sido para esta ocasión. En su lugar, apostó por un clásico esmoquin negro con pajarita a juego que adornó con las medallas y condecoraciones recibidas durante su etapa como soldado.
Aunque elegante y sonriente, el peso de todas las miradas se las llevó su mujer Meghan, que lució un original vestido fluido en color rojo carmesí de la colección pre-fall 2022 Carolina Herrera, que diseñó Wes Gordon y que destacaba por su patrón. En primer lugar, por su particular escote en V suspendido con finos tirantes que dejaban al descubierto gran parte de su espalda. También, por su falda asimétrica: hasta los tobillos, con abertura central y una espectacular sobrefalda de rígido vuelo y cola algo pronunciada.

La duquesa completó su look con un tirante moño de bailarina y salones de terciopelo en el mismo tono de Giuseppe Zanotti. Rescató de su joyero una pulsera diamond tennis que perteneció a la difunta Princesa de Gales, su brazalete Love de Cartier y los pendientes Snowstorm de diamantes y oro blanco de 18 quilates de la firma Birks.
Ambos llevaron, además, la tradicional amapola roja que, desde 1921 ha servido como símbolo para conmemorar a los militares que murieron en la guerra.
La gala se celebró días previos de otra gran festividad inglesa también relacionada con el ámbito militar y que, lamentablemente se perderán: el Domingo del Recuerdo, este 13 de noviembre en el que se recuerdan los sacrificios de los miembros de las fuerzas armadas y civiles en tiempos de guerra, especialmente desde la Primera Guerra Mundial.
Como cada año, se prevén actos públicos en su honor a los que acudirá la familia real y, en concreto, la Reina Isabel II. El palacio de Buckingham ha asegurado que la monarca acudirá en persona después de los días de descanso tomados por recomendación médica.
tracking