02 de febrero de 2023

bally

Un modelo de botas absolutamente idéntico en forma y color a estas protecciones metálicas de los picadores

Moda

Las botas de picador de Bally

La marca suiza saca un modelo de calzado inspirado en este accesorio de la tauromaquia

Desde mi despacho de la calle Adriano con Antonia Díaz en pleno Arenal de Sevilla, solía ver procesiones, presenciar jolgorios y –sobre todo– estar integrada en la vecinísima plaza de toros de Las Ventas. Recuerdo a las cuadrillas llegar junto a la calle Iris e incluso a más de un picador corriendo –a pata coja con su gregoriana metálica– para no llegar tarde. Ahora, la marca suiza Bally ha lanzado un modelo de botas absolutamente idéntico en forma y color a estas protecciones metálicas de los picadores. Ya no saben qué hacer, la verdad.
Una de las suertes taurinas menos apreciadas, pero más impactantes visualmente se da en el tercio de varas, cuando el toro, el caballo y el picador se reúnen y enfrentan para comprobar la bravura del astado. Para esperar al toro el picador está protegido en su parte derecha por una suerte de pierna metálica incómoda y resistente que evita que pueda ser atacado, una pieza de su atuendo que se llama gregoriana o mona. Completan su atuendo el sombrero castoreño, la chaquetilla bordada en oro, la calzona o pantalón alto que protege también el abdomen y en la pierna contraria a la mona, una pequeña protección llamada «monilla».
picador

Se retoma la idiosincrasia andaluza

Andando a trompicones o corriendo con esa cojera que otorga la pata metálica con forma de tubo plegado que es la mona, he disfrutado viendo llegar más de una vez a los picadores a la plaza de toros de Sevilla a toda prisa. Pues ahora Bally, marca de moda suiza que suele revisitar clásicos con éxito en Gucci, retoma la idiosincrasia andaluza repescando la idea de la mona con unas botas altas de tacón ridículamente plano y recto, con una campaña que nos hace pensar que no solo Dior y Dolce & Gabbana se inspiran en la cultura española, en la tauromaquia y en los accesorios más ibéricos. Realmente, las marcas de moda ya no saben que hacer para llamar la atención pero dudamos que este modelo de bota, de nombre Chambery Long Boots, sea un éxito a sus 1.200 euros.
Comentarios
tracking