21 de enero de 2022

Pepe in grani

Pepe in grani

Gastronomía

Las pizzas de dos euros que solo se venden por la noche y que se cocinan en un palacete del siglo XVIII

Franco Pepe es elegido el mejor pizzero del mundo por los mismos que nombraron mejor cocinero en 2021 a David Muñoz 
Durante años, Franco Pepe ha enseñado educación física durante el día y trabajado en la pizzería familiar por la noche. Su padre Stefano no deseaba que hiciera el mismo trabajo que el suyo: «Es una cruz, siempre trabajarás, nunca tendrás tiempo para ti», le decía. Y de hecho Pepe no recuerda una semana de vacaciones con sus padres: «Algunos días esporádicos, como mucho». Pero al final triunfó el llamado de la pasión: «Hacer pizzas siempre me ha hecho feliz, elegí ese camino».
Y parece que no se ha equivocado porque The Best Chefs Awards, el mismo certamen que calificó a David Muñoz como el mejor cocinero del mundo en 2021, creó en su última edición un premio especial que resultó perfecto para el italiano: mejor chef de pizza del mundo, una categoría novedosa que confirmó su éxito como pizzaiolo y que avaló otros galardones conseguidos como el liderazgo del ranking mundial 50 Top Pizza.

La tradición por la pizza no vino solo de su padre. Su abuelo, Ciccio, solía preparar panes y pizzas en su casa, debido a que eran alimentos muy económicos para alimentar a su familia. Con el tiempo abrió una pequeña panadería en 1931, comenzando una dinastía de pizzeros de renombre.
Debido a la cercanía de su ciudad con Nápoles, sitio de origen de la preparación, su familia era fiel a su amor y tradición por el preparado horneado. Así, Pepe se formó entre harinas, quesos, tomates y otros insumos. Su camino estaba destinado a seguir al de su abuelo y su padre y dedicarse al establecimiento.
Pepe in grani

Pepe in graniInstagram

En 2005, finalmente decidió emprender su propio camino y creó Pepe in Grani, ubicado a pocos metros de la panadería creada por su abuelo. Al principio, no tuvo el éxito esperado, pero fue cambiando a medida que demostró la valía que tenía para dar de comer a sus comensales en un lugar de ensueño, un palacete del siglo XVIII que rehabilitó.
¿El secreto de su éxito? Innovar en las elaboraciones y en una selección de ingredientes locales de la región de Campania, en la provincia de Caserta, con las que crea pizzas a un precio medio entre los 7 y 15 euros. Aunque la más vendida es la pizza a libretto, por tan solo 2 euros y recién doblada para llevar. Para probarlas tan solo hay que esperar de forma paciente en la extensa cola de 400 personas que se suele formar cada tarde en el callejón San Giovanni Battista que da acceso al restaurante. 

Más de Restaurantes

tracking