Fundado en 1910

21 de mayo de 2024

Ferreteria restaurante

El restaurante se aloja en la ferretería más antigua de Madrid, abierta en 1888La Ferretería

Gastronomía

El único restaurante de España con buffet libre de cocido

Un homenaje a este gran plato en el que nos olvidamos de los vuelcos, puesto que cada comensal puede echarse al plato lo que guste

Un buen cocido siempre está de moda. No importa que ya estemos en plena primavera y que las temperaturas superen los veinte grados. Que si madrileño, maragato, lebaniego, andaluz, gallego... dependiendo de la zona geográfica en la que nos encontremos podemos degustar una variedad diferente de este tradicional plato, lo que termina conformando una interesantísima ruta de cocido por nuestro país.
Ahora incluso es posible disfrutarlo de forma ilimitada gracias a la propuesta gastronómica de un restaurante de Madrid: Ferretería. Ubicado en el número 57 de la calle Atocha, se alza este templo culinario sobre la que fue la ferretería más antigua de todo Madrid, abierta en 1888. El local fue reformado y convertido en restaurante hace apenas diez años, conservando, eso sí, el nombre y parte de su decoración con muebles y utensilios propios de la época.
El resultado es amplio y acogedor local de dos plantas que conserva su aspecto antiguo. En la planta de abajo, un techo abovedado en ladrillo y una barra presiden la sala nada más entrar y en la que establecerse para dejarse seducir por un taperío exclusivo y otros platos más contundentes que se mueven por la cocina de mercado y tradicional.
La planta de superior, por otro lado, cuenta con mesas para sentarse y disfrutar de ratos más largos y sosegados. De hecho, este trampantojo de la restauración es uno de los restaurantes favoritos de los Reyes Felipe y Letizia y han acudido en más de una ocasión a cenar sin importarles compartir espacio con el resto de comensales.
Entre sus tapas y raciones están sus ricas croquetas, las patatas bravas con espuma de calabaza, la anchoa del Cantábrico, la ensaladilla rusa con ventresca y acaban de crear un sándwich de oreja. El propio restaurante define su oferta gastronómica a partir del «producto nacional y de temporada, tratado con respeto y mucho mimo». Ahora, el segundo viernes de cada mes hasta junio, realizan todo un homenaje al cocido con un buffet en el que nos olvidamos de los vuelcos, puesto que cada comensal puede echarse al plato lo que guste.
El cocido es ilimitado y no se sirve en vuelcos

El cocido es ilimitado y no se sirve en vuelcosLa Ferretería

En este caso, no es «ni madrileño ni maragato», sino el de «la gran jefa», María Antonia Escapa, dueña del restaurante y una eminencia culinaria y empresarial que lo elabora con picadillo, morcilla de León, sopas de fideos y de pan, garbanzos, ensalada de tomate y lechuga, cebolleta fresca y piparras.
Además, hay una selección de carnes entre las que se puede elegir como pollo, cecina, morcillo, huesos de ternera con su tuétano, espinazo, costilla, lacón, chorizo tierno y curado, tocino, panceta, careta, lengua, oreja, pata y rabo de cerdo. Sin olvidarnos, por supuesto, de la aportación de las verduras con repollo de berza rizada, zanahoria, puerro y patatas.
«Contundente, no esperes ligerezas, aunque un poco de verde sí que hay, sí. Sírvete tú mismo lo que y cuanto quieras, porque cada uno lo come de una forma diferente y mezcla como le de la real gana ¡y hace muy bien!», explica Escapa.
Los comensales, por tanto, tienen barra libre de cocido, así como de vinos, cerveza, refrescos, agua y postres. Y todo por 50 € por persona. Eso sí, los afortunados de disfrutarlo serán pocos, dado que solo admiten 35 comensales en el salón de la primera planta, donde lo sirven.
Comentarios
tracking