10 de agosto de 2022

Entre el 15% y el 18% de mujeres emplean anticonceptivos orales en el mundo

Entre el 15% y el 18% de mujeres emplean anticonceptivos orales en el mundoUnsplash

Salud

Los Farmacéuticos Católicos advierten del uso excesivo de anticonceptivos orales: «No sale gratis»

La entidad organizó una conferencia donde la ginecóloga Regina Cárdenas criticó la prescripción generalizada de las píldoras hormonales y sus efectos secundarios, que a menudo se desconocen

Los anticonceptivos orales son los medicamentos más prescritos del mundo, y en muchas ocasiones ni siquiera se recetan para evitar un embarazo. Lo destacaba la doctora Regina Cárdenas, especialista en Ginecología y Obstetricia de la Clínica Universidad de Navarra, durante una ponencia online organizada este miércoles por la Asociación Española de Farmacéuticos Católicos (AEFC).
«Los ginecólogos prescriben la píldora off-label, en supuestos que no van incluidos en el prospecto», señalaba Cárdenas, citando casos de duración irregular del ciclo menstrual o cuando hay dolor de regla. Esta aplicación, advierte la médico, supera a la habitual, y eleva el uso de anticonceptivos orales a niveles altísimos: según los estudios consultados por Cárdenas, entre el 15 % y el 18 % de mujeres los emplean en todo el globo.

El incremento del riesgo cardiovascular o de cáncer de mama, junto al aumento de la tasa de depresión son algunos de los perniciosos efectos de los anticonceptivos

«Este uso indiscriminado de los anticonceptivos orales no sale gratis», insistió. La doctora realizó un repaso a la literatura científica publicada sobre la cuestión, exponiendo numerosos efectos secundarios perniciosos. Abordó desde los más conocidos –como el incremento del riesgo cardiovascular o de cáncer de mama– a otros más oscuros, como los efectos sobre la memoria, el descenso de la líbido o el aumento de la tasa de depresión.
Cárdenas reconoció que muchas veces se trabaja desde el desconocimiento, pero que los resultados son claros. «Deberíamos preguntarnos –concluyó– si vale la pena exponernos a esta cantidad desmesurada de efectos secundarios».

Poca medicina, mucha política

La ponencia estuvo presentada por la presidenta de la AEFC, Marta González, y moderada por la farmacéutica Eva Corujo, experta en planificación familiar natural y creadora de Letyourselves. Sin entrar en cuestiones morales, la doctora Cárdenas señaló que en el uso excesivo de los anticonceptivos orales «hay poco de medicina y mucho de política y de economía; también de un feminismo mal entendido».
La ginecóloga señaló como factor el énfasis social puesto en la menstruación. «Por primera vez en la historia, lo normal es menstruar casi cada mes», señaló, y advirtió que esto se ha llevado a considerar la menstruación –y no la procreación– como centro del eje reproductor que une la hipófisis con los ovarios y el endometrio.
«Los anticonceptivos orales no regulan el ciclo: lo destruyen», puntualizó Cárdenas, que pidió a sus compañeros sanitarios que busquen las alternativas existentes en los casos off-label en que se suelen recetar las píldoras hormonales. La AEFC recogió el guante: «Es algo que vemos en nuestro quehacer diario», reconoció González.
Comentarios
tracking