07 de octubre de 2022

La muerte súbita del lactante es un síndrome que afecta a los niños mientras duermen

La muerte súbita del lactante es un síndrome que afecta a los niños mientras duermenPexels

Salud infantil

Qué es la muerte súbita del lactante y cómo reducir el riesgo de sufrirla

En España, aun siendo poco frecuente, es una de las causas principales de mortalidad en niños durante el primer año de vida

No tiene síntomas, no se puede prevenir y tampoco se ve venir. El síndrome de la muerte súbita del lactante es la defunción repentina e inexplicable de los menores de un año mientras duermen. Según apunta la Asociación Española de Pediatría, aunque es poco frecuente, en España es una de las principales causas de mortalidad.
Aunque aquello que pueda provocar este síndrome es todavía desconocido, se han descubierto diversos factores de riesgo que aumentan la probabilidad de padecer muerte súbita: poner el bebé boca abajo, dormir sobre una superficie blanda, arroparlo excesivamente, el hábito de fumar de las madres, la prematuridad o el bajo peso del bebé al nacer. Esto no quiere decir que sí o sí, por darse estas circunstancias, el bebé vaya a sufrirlo.
Consejos para evitar la muerte súbita del lactante

Consejos para evitar la muerte súbita del lactanteAEP

Factores de protección

De manera contraria, existen también diversos factores o consejos que los pediatras ofrecen para reducir el riesgo de muerte súbita infantil. El primero de ellos es la lactancia materna: la recomendación es que el pecho sea el alimento exclusivo del recién nacido hasta los seis meses, y complementaria hasta los dos años –aunque el síndrome sea excepcional pasados los doce meses de edad–.
Que el niño duerma boca arriba parece igualmente reducir este riesgo a la mitad, aunque cuando esté despierto los pediatras recomiendan que el bebé pase todos los días un rato boca abajo, si bien con vigilancia, para facilitar el desarrollo motor. La cuna es el lugar de descanso más seguro, y más cuando cuenta con un colchón firme. Mientras duerme, no hay que abrigarlos en exceso. Demasiada ropa o un calentamiento en demasía de la habitación aumenta el riesgo de sufrir síndrome de muerte súbita del lactante.

La tecnología, un buen aliado

Al igual que la lactancia materna parece funcionar como un factor de protección para los menores de un año, también lo es el uso del chupete para dormir. Antes, la recomendación del chupete estaba condicionada por la creencia de que podía interferir en el establecimiento de la lactancia, pero los estudios más recientes descartan que esto pueda ocurrir y también que pueda disminuir la duración de la lactancia.
Algo tan sencillo como un brazalete que mide las constantes vitales del bebé y avisa a los padres, mediante una aplicación móvil, cuando detecta algo extraño, anomalías respiratorias o cardíacas. Los hay también que emiten pequeñas descargas eléctricas para hacer volver los signos vitales a la normalidad.
Ya en el año 2001, la Universidad Libre de Bruselas diseñó un pijama para prevenir el síndrome de muerte súbita. Con cinco electrodos, permite medir las constantes y detectar cuando algo no va bien. Posteriormente, el Instituto Fraunhofer de Fiabilidad y Microintegración, en el año 2013, diseñó otra de estas prendas que protegen a los más pequeños y avisan a sus padres si ha dejado de respirar. La pieza clave es un circuito elástico que se ajusta al tronco del bebé y en el que se encuentran los sensores que miden su ritmo cardíaco y su frecuencia respiratoria. La tecnología, al igual que en tantos otros aspectos de la vida, puede convertirse en un gran aliado.
Comentarios
tracking