04 de octubre de 2022

María Sánchez y Lucas Vinatea con la multa de 600 € por rezar el Rosario ante un abortorio

María Sánchez y Lucas Vinatea con la multa de 600 € por rezar el Rosario ante un abortorioEvelio Jiménez

Campaña contra la Vida

Los primeros provida multados: «Nos ha tocado ser corderos, pero si sirve para tumbar la ley, adelante»

María Sánchez (26 años) y Lucas Vinatea (20) son voluntarios en la iniciativa Rezar No Es Delito. El pasado 4 de junio, fueron a los alrededores del abortorio Dator de Madrid en procesión desde Cuzco rezando el Rosario. Dos semanas después, llegó a su casa una carta certificado. La sorpresa al abrirla fue que era una multa de 600 € por organizar y participar en una supuesta manifestación ilegal.
Su delito fue rezar el Rosario en la calle, frente a las puertas de un centro de abortos. Se han convertido así en los primeros penados después de la aprobación de la reforma del Código Penal, que castiga a quienes acuden a los alrededores de los abortorios a ayudar a las mujeres que acuden a acabar con su embarazo y a quienes rezan por ellas y por los bebés que pierden la vida en estos centros.
María y Lucas, durante la entrevista en El Debate

María y Lucas, durante la entrevista en El DebateEvelio Jiménez

–El 4 de junio, la iniciativa Rezar No Es Delito convocó un rezo público del Rosario, ¿qué fue lo que pasó aquel día?
–Lucas Vinatea: Llegamos en torno a las 11:30 o algo antes. Estábamos al principio cinco compañeros y empezaron a aparecer los primeros policías. Nos pidieron identificación, además de bastante mala forma y al final nos identificaron a la mayoría de los que estábamos allí. Durante la marcha todo bien, pero ya una vez llegamos al abortorio Dator empezaron a aparecer bastantes furgones de la Policía. El rezo del Rosario no lo interrumpieron en ningún momento, se pudo rezar tranquilamente. Una vez terminado, aparecieron más agentes para identificarnos de nuevo. Hace unas dos semanas nos llegaron las primeras multas.
–María Sánchez: El tono en el que nos trataron, por lo menos a mi que figuraba como organizadora, fue muy diferente a las anteriores ocasiones. En otras ocasiones, nos decían que habían recibido la comunicación de la convocatoria y que allí estaban por seguridad ciudadana, que iban a abrir el tráfico para pasar por algunas carretas. Lo incoherente es que si la convocatoria era ilegal y ellos no se habían dado por avisados, cómo es que ya había allí una decena de agentes diciéndonos que no podíamos continuar y que si lo hacíamos tenían que pedir identificación a todos los asistentes. El trato fue bastante acusatorio. No se partió de una presunción de inocencia, sino que se nos trató como delincuentes.

Simplemente estaba allí rezando y no veo nada malo en elloLucas Vinatea

–¿Cuáles son los hechos que se os imputan en la multa?
–L.V.: A mi me multan por llevar el megáfono y dirigir los rezos. Realmente canté un par de canciones y recite un versículo del libro de Isaías y poco más.
–M.S.: Yo por convocar una manifestación ilegal que, en este caso, pese a que vamos a discutir el hecho jurídico en los tribunales, tiene una cabida como organizadora. Pero es que, en el caso de mi compañero, no sé que hecho jurídico es dirigir los rezos.
Es una ley totalmente injusta, abusiva y que está respondiendo a los lobbies abortistas. El último mes, el abogado de la patronal abortista ACAI ha tenido numerosas manifestaciones con respecto a los grupos provida de que no cesamos la actividad, de que seguimos rezando a las puertas de los abortorios. Ellos pretendían que con la reforma del Código Penal eso cesase, pero no ha sido así. Necesitaban unas víctimas. Nos ha tocado a Lucas y a mí ser los corderos, pero si por esto podemos tumbar una ley injusta, para adelante.
María Sánchez, de 26 de años, fue multada por organizar un rezo público del Rosario

María Sánchez, de 26 de años, fue multada por organizar un rezo público del RosarioEvelio Jiménez

–Habéis sido los primeros penados por esta nueva ley, como ha dicho María, los corderos. ¿Cómo lo habéis vivido desde Rezar No Es Delito y vosotros a nivel personal?
L.V.: A nivel personal, con bastante tranquilidad. Era consciente de que no hacía nada malo. Simplemente estaba allí rezando y no veo nada malo. Si hubiera sido por otra cosa, igual me sentiría peor. Pero yo estaba ahí rezando.
M.S.: En mi caso, al haber hablado con la Policía que venía de Delegación de Gobierno y que ellos me asegurasen que la solicitud de identificación de cada uno de los asistentes no era para nada, que no era trascendente, era simplemente por hacer un informe, pero que ellos iban a ser fieles a la verdad con lo que allí había y que todo estaba en orden. A mí me sienta como un rayo, abrir la puerta al señor de Correos y encontrarme una sanción de 600 €. Cuando la abrí, me sentí bastante traicionada, porque realmente han sido poco fieles a la verdad. Entonces, me empecé a movilizar para que nadie pagase, porque pagar implicaría admitir que es una concentración ilegal y que implícitamente estábamos acosando, que rezar es acoso.

Si no tumbamos la ley, por lo menos que se deje muy claro que rezar no es delito y que vamos a seguir rezandoMaría Sánchez

–¿Creéis que después de vosotros habrá más? ¿o quizá esto pueda servir para revertir la ley y que rezar no sea considerado un acoso, y por tanto un delito?
L.V.: Creo que esto es un punto de inflexión, y si las autoridades ven que no nos van a amedrentar con este tipo de leyes, que al final nosotros permanecemos firmes en lo que creemos, Dios mediante, esperemos que no siga adelante la ley y se acabe derogando.
M.S.: Desde que se legisló esta reforma del Código Penal, lo vi completamente un absurdo. Era una pretensión retórica, de complacer a unos lobbies y a una masa. Si lo que quieren es acabar con los grupos provida y orantes, así no entran en ningún tipo delictivo, porque ninguno ni acosa ni coacciona ni hostiga ni maltrata a una mujer. Ya de por sí, la ley es toda una declaración de intenciones. Lo que aspiramos es realmente tumbar esa ley y, si no es tumbarla, que por lo menos se deje muy claro que rezar no es delito y que vamos a seguir rezando. Como decía san Juan Pablo II, la libertad religiosa es el principal indicador de una democracia, sin libertad religiosa no podemos hablar de democracia.
Lucas Vinatea, un joven de 20 años, fue multado por llevar el megáfono durante el rezo del Rosario

Lucas Vinatea, un joven de 20 años, fue multado por llevar el megáfono durante el rezo del RosarioEvelio Jiménez

–¿Qué veis detrás de esta multa? ¿Por qué se persigue a quienes defienden la vida desde la oración y desde la ayuda a las madres?
L.V.: Desde el punto de vista político, comulga con su ideología. La desgracia, desde el punto de vista religioso, es que el aborto es la pata del trono de Satanás y, cuando los poderes del mundo ven que la oración funciona, tienden a querer tumbarlo.
M.S.: Esta ley viene de un histórico. No hay más que ver los tratos, la financiación, la protección estatal que hay al negocio del aborto. Cada mujer que entra a un abortorio es una cliente y cada mujer es un número y cada vez que una mujer entra suena la caja registradora. Es tan difícil elegir la vida y más con un Estado que se posicione con la muerte a cambio de dinero.

Los católicos somos así. Resurgimos de las cenizas y cuando más difícil están las cosas, pues ahí estamosMaría Sánchez

–¿Habéis notado que estas cartas pueden haber generado cierto temor entre los voluntarios o personas que acuden a rezar?
L.V.: A mí, desde luego, me ha dado bastante más fuerzas. No he hablado con el resto de voluntarios, pero a mi me han entrado ganas de ir el 17 de septiembre de cabeza con el megáfono otra vez.
M.S.: El 17 de septiembre a las 11:30, convocamos a todo el mundo en Cuzco para rezar el Rosario. No podemos ceder al intento de asustarnos y quedarnos en casa. Rezar en la calle tiene un efecto potentísimo. Hay que demostrar que los católicos somos así. Resurgimos entre las cenizas y cuando más difícil están las cosas, pues ahí estamos porque estamos hechos de otra madera.
Comentarios
tracking