25 de septiembre de 2022

Un reciente estudio japonés ha concluido que la mejor manera de calmar y dormir a un bebé cuando llora es caminar con él en brazos durante cinco minutos

Un reciente estudio japonés ha concluido que la mejor manera de calmar y dormir a un bebé cuando llora es caminar con él en brazos durante cinco minutosPexels

Sueño infantil

Claves para que tu bebé duerma a pierna suelta toda la noche

Dormir como un bebé es una expresión que toda persona ha dicho alguna vez después de un día muy cansado. Dícese de un sueño profundo y reparador para afrontar la siguiente jornada con energía, pero en realidad, uno de los problemas más frecuentes en los primeros meses de crianza es la falta de sueño de los niños. Durante el primer año de vida del bebé, los padres españoles se ven privados de entre 400 y 700 horas de sueño y así lo confirma la Sociedad Española del Sueño.
Entre las causas que explican esta situación se encuentra, por ejemplo, el hecho de que aproximadamente uno de cada cuatro bebés no logra dormir toda la noche del tirón, sin interrupciones. Y si el bebé no duerme bien, papá y mamá tampoco lo hacen. Las consecuencias: fatiga, agotamiento, estrés, ansiedad, irritabilidad, tristeza… unos síntomas que, a veces, resultan incompatibles con que los padres sigan manteniendo una vida funcional.
En los bebés, un mal descanso también puede provocar «irritabilidad en su carácter, llanto frecuente e inconsolable, y a largo plazo, dificultades en el aprendizaje e incluso trastornos de la personalidad», explica Gema Magdaleno, matrona y asesora de Chicco. «A nivel físico, si es un trastorno del sueño mantenido, puede ocasionar trastornos del crecimiento e incluso retrasos en su desarrollo motor», continúa.

¿Cómo hacerlo?

En realidad, «si hay algo fundamental que facilita que el bebé duerma tranquilo (y, por tanto, que toda la familia pueda también descansar), es que esté cerca de sus padres», explica Magdaleno. Por esta razón, las asociaciones científicas y profesionales, basándose en la evidencia científica, «recomiendan el colecho, especialmente en los primeros meses de vida del niño. Se ha demostrado que si el niño está cerca de su madre, su sueño es más profundo, más tranquilo, favorece la lactancia materna, y por tanto estará mejor alimentado, además de mejorar el vínculo familiar», prosigue la experta.
Los primeros meses de vida del pequeño, establecer unas rutinas y horarios de sueño resulta imposible. Partiendo de esta base, Gema Magdaleno destaca otros tips, más allá del colecho, que nos ayudarán a crear el ambiente perfecto para el descanso del bebé:
  • Evitar que el niño duerma boca abajo (la postura correcta es boca arriba).
  • Evitar el exceso de ruido o luz mientras el bebé duerme.
  • Ventilar todos los días la habitación, y evitar que haya exceso de polvo o suciedad.
  • No utilizar almohadas ni cojines para el niño.
  • No abrigar demasiado al bebé para dormir.
  • Los peluches, juguetes, y en general cualquier objeto, deben quedar fuera de la cuna o la cama.
Comentarios
tracking