12 de agosto de 2022

Naty Abascal

Naty AbascalGTRES

La juerga de Naty Abascal en el yate más codiciado por los VIP internacionales

La exmodelo ha retomado su vida social tras unos meses recluida por la imputación de su hijo Luis Medina en el caso mascarillas

Naty Abascal vuelve a ser Naty Abascal. Por fin ha abandonado la reclusión social que se autoimpuso la pasada primavera tras conocerse la imputación de su hijo Luis Medina en el caso mascarillas. Renunció a su querida Semana Santa en Sevilla, a la Feria de Abril y a los photocalls intentando huir de preguntas incómodas para las que no tenía respuesta. Tras una temporada instalada en Portugal, no ha declinado su plan de verano por excelencia; navegar a bordo del yate de su gran amigo Valentino. A sus 90 años y con su inconfundible tono de piel, sigue ejerciendo de perfecto anfitrión.
El TM Blue One, de 47 metros de eslora, diez de manga y doce de altura, en azul y blanco, ha vuelto a surcar las aguas de Capri. Una espectacular embarcación que fue construida en 1988 en los astilleros italianos de Picchiotti y donde reinan los acabados en caoba y lujosas telas. Las iniciales TM, grabadas en el casco, están dedicadas a Teresa y Mauro, los padres del diseñador italiano. Por su cubierta han paseado Lady Di, Elle MacPherson, Joan Collins, Gwyneth Paltrow o Tom Hanks.
Una embarcación con cientos de anécdotas y cuyo salón interior está presidido por dos retratos de Valentino firmados por Andy Warhol. De sus paredes también cuelgan un Picasso y otras obras de arte. El barco tiene capacidad para ocho invitados y cuenta con nueve empleados para atenderles.

Naty Abascal ha compartido embarcación con Rosario Nadal, exmujer de Kyril de Bulgaria, o Giancarlo Giammetti, socio y expareja del diseñador italiano. Muy activo en Instagram, gracias a él hemos podido conocer los detalles de su jornada en el yate. A bordo también se encontraban el brasileño Carlos Souza, quien ejerce de relaciones públicas de Valentino desde hace varias décadas, y su exmujer la socialité Charlene Shorto o el diseñador de joyas Bruce Hoeksema.
Naty Abascal

Naty Abascal

Para la fiesta en alta mar Naty Abascal se decantó por un caftán estampado en colores vivos de Zara, disponible en la web de la marca por 59,95 euros. Lo combinó con unas gafas de sol XL con montura roja de Boss.
El grupo disfrutó de un almuerzo a bordo con especialidades italianas como pescado frito o mozzarella de Búfala con tomates cherry. En las imágenes compartidas en Instagram también se aprecian grandes bandejas de sushi. Navegaron en las inmediaciones de la Gruta Azul y contemplaron el atardecer con los Farallones de fondo.

Los caminos de Naty Abascal y Valentino se cruzaron en 1965 durante una fiesta organizada por la revista Status. Desde aquel momento se convirtió no solo en amiga, sino en musa y fuente de inspiración de sus creaciones. Durante la Semana de la moda de París es habitual verles compartir front row y en invierno largos paseos por las calles de Gstaad.
Comentarios
tracking