27 de mayo de 2022

Marcha Verde organizada por Kissinger

Marcha Verde organizada por Hassan II en noviembre de 1975Página web Por un Sáhara Libre

La realidad histórica sobre el Sáhara Occidental

La marcha verde no fue una guerra al uso. Más bien un conflicto en el que se discutió sobre el terreno conocido como Sáhara español, que estaba formado por los territorios de Saguia el Hamra y Río de Oro

Para conocer el principio del conflicto tenemos que hablar, en primer lugar, sobre la resolución 2711, de 14 de diciembre de 1970, de las Naciones Unidas. En ella se aprobaba la celebración de un referéndum de autodeterminación del Sáhara español.
España se negó, en un primer momento, a realizarlo. Tengamos en cuenta que nos encontramos al final de un régimen –la dictadura de Francisco Franco– y cualquier movimiento podía suponer, ante la opinión pública, un debilitamiento político. Por ello era fundamental mantener las estructuras de Estado. Un cambio de actitud se produjo en 1974. ¿Por qué? El 10 de mayo del 1973 se fundó el Frente Popular de Liberación de Saguía el Hamra y Río de Oro, conocido popularmente como Frente Polisario. Con él se pretendía alcanzar la independencia del territorio del dominio colonial español. Su primer secretario general fue Brahim Gali. En 1974 eligieron a El Uali Mastafa Sayed.
Pues bien, el Frente Polisario presionaba dentro del Sáhara español e internacionalmente no estaba bien visto que España no permitiera el referéndum. Aunque no en el momento previsto, sino en 1975. El Gobierno de Franco aceptaba, pero alargaba su resolución. Mientras esto ocurría, el Frente Polisario se instaló en Tindut (Argelia).
Por su parte, el sultán Hassan II consideraba que aquel territorio le ayudaría a calmar las crisis internas que sufría. Recordemos que en 1971 y 1972 sufrió dos golpes de Estado. Tras este último, elaboró una nueva Carta Magna centrando sus discursos en un viejo objetivo: recuperar el Sáhara Occidental. Teniendo en cuenta la debilidad de Franco, Hassan II anunció el 28 de abril de 1975 lo que se conoció posteriormente como Marcha Verde. Tengamos en cuenta que los Estados Unidos y Francia estaban al lado del Hassan II, mientras que el Frente Polisario tenía el apoyo de la URSS. Tampoco olvidemos que estábamos en plena Guerra Fría.

En la Marcha Verde , a los civiles se unieron 25.000 soldados de las Fuerzas Armadas Reales. En total 75.000 hombres entraron en territorio español

Hassan la anunció, pero no la puso en marcha. Su intención era tensar el conflicto e internacionalizando, teniendo en cuenta los apoyos internacionales de las partes en conflicto. Ante dicha ofensiva –y teniendo en cuenta que España tenía abandonado aquel territorio y sus obligaciones como potencia administradora– el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó la resolución 377, el 22 de octubre de 1975.
A pesar de la resolución 377 y la 379 –en la que se exhortaba a evitar cualquier acción unilateral– Hassan II inició la marcha verde el 6 de noviembre de 1975. Era una marcha pacífica con hombres mayores de 18 años, desarmados y que caminando ocuparían el Sáhara español. A los civiles se unieron 25.000 soldados de las Fuerzas Armadas Reales. En total 75.000 hombres entraron en territorio español. Ante esta situación el ejército español se replegó, pero no atacó aquella invasión «pacífica». El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó de urgencia la resolución 380, por la cual rechazaba la marcha «pacífica» y pedía a Marruecos que se retirara inmediatamente de los territorios españoles del Sáhara.

Una solución sin intervenciones externas

El problema podía enquistarse. ¿Por qué? Los Estados Unidos y Francia, como hemos dicho, apoyaban la anexión y la Unión Soviética; al Frente Polisario. A ninguno de los dos bloques les interesaba que ganara uno u otro. La solución debía ser diplomática y entre las dos partes enfrentadas, sin intervenciones externas. Por eso el 9 de noviembre de 1975, después de la visita de Antonio Carro, ministro de la Presidencia a Hassan II, este decidió dar marcha atrás y dar por concluida la Marcha Verde.
Aquel conflicto se zanjó en Madrid el 14 de noviembre de 1975 –seis días ante de la muerte de Franco, estando este agonizando– al firmarse la Declaración de principios entre España, Marruecos y Mauritania sobre el Sáhara Occidental.
El 26 de febrero de 1976 el Gobierno español dio por terminada definitivamente su presencia en el Sáhara, siendo jefe del Estado el Rey Juan Carlos I, cesando «su participación en la administración temporal que se estableció para el mismo». Y se añadía que «la descolonización culminará cuando la opinión de la población saharaui se haya expresado válidamente». Ante la retirada de España, Marruecos ocupó la zona septentrional y oriental del territorio y Mauritania la meridional.
Años después la situación sigue siendo complicada y mal resuelta. El hecho es que, según el derecho internacional, España sigue siendo la potencia administradora del Sáhara Occidental y Marruecos un país que ocupa un territorio que no es suyo.
Comentarios
tracking