27 de mayo de 2022

Ejército de Liberación del Pueblo Saharaui (SPLA)

Ejército de Liberación del Pueblo Saharaui (SPLA)

El nacimiento del Frente Polisario, el movimiento de liberación del Sáhara Occidental

En 1960 la ONU dictó la Resolución 1514 sobre los territorios que debían autodeterminarse. Estas decisiones dieron lugar al nacimiento del movimiento saharaui por la independencia

En 1958 los territorios españoles en África se convirtieron en provincias: Fernando Poo, Río Muni, Sahara e Ifni. Era el modo portugués para tratar de evitar la descolonización. Suponía que los territorios tendrían el mismo régimen jurídico que las provincias peninsulares y que sus habitantes pasaban a ser españoles de pleno derecho. Sin embargo, el expediente no sirvió y el 14 de diciembre de 1960 la ONU dictó la Resolución 1514 que los incluía en los territorios que debían autodeterminarse. A partir de 1963 el Sahara Español quedó configurado como territorio no autónomo y España como potencia administradora. Y se fue excluyendo de la documentación de las Naciones Unidas cualquier referencia a soberanía.
A partir de esa fecha nace una doble fuerza contra la posición española en el Sahara. Por un lado, Naciones Unidas urgía a conceder la independencia mediante un referéndum de consulta a la población. Por otra, Marruecos inició una fuerte ofensiva diplomática para que el territorio fuera considerado como parte históricamente integrante de Marruecos, iniciativa que fue derrotada como ha contado el embajador Jaime de Piniés con mucho detalle en su libro La descolonización española en las Naciones Unidas (2001).
La Asamblea General aprueba una resolución sobre la descolonización de Namibia y otros asuntos, 18 de diciembre de 1972

La Asamblea General aprueba una resolución sobre la descolonización de Namibia y otros asuntos, 18 de diciembre de 1972Y. Nagata / ONU

Dejando al margen otras cuestiones que ya son historia, estas decisiones dieron lugar al nacimiento del movimiento saharaui por la independencia. En 1969 Mohamed Sidi Brahim Basir, conocido como Basiri, da los primeros pasos con un OALS que era poco más que un grupo de amigos.
El 17 de junio de 1970 tuvo lugar un grave incidente. Una delegación del Comité de Descolonización de la ONU visitaba el Sahara. El gobierno colonial había organizado una manifestación a favor de la permanencia en España. Y, paralelamente, los saharauis organizaron otra en el barrio de Jatarrambla (Zembla) que quiso tener un carácter de reivindicación festiva, pero que se desbordó. Las fuerzas de la Policía Territorial se vieron superadas en su intento de mantener la manifestación controlada en el barrio y acabaron por retirarse y que fuera La Legión quienes la disolvieran. Primero intentaron pacíficamente, luego con tiros al aire que son contestados con piedras y palos. Los legionarios abrieron fuego entonces y causaron entre dos y diez muertos. Un gran error que definía Diego Aguirre en su Historia del Sahara Español (1988) con estas palabras: «A nadie se le ocultó que una época apacible, pero falsa, había concluido». Un error fue mandar al ejército a una cuestión de orden público y otro error de los dirigentes saharauis de torpedear cualquier inicio de acuerdo cuando España asumía ya la salida. Después de los hechos, Basiri fue detenido y desapareció en un suceso que todavía hoy sigue inexplicado.

El Polisario aspiraba a ser la única opción y a gobernar el Sahara en un modelo autoritario

Dos años después los estudiantes del Sahara en Tan Tan protagonizaron una manifestación pidiendo la independencia y fueron duramente reprimidos por Marruecos que ya preparaba la anexión. El siguiente paso se produjo al año siguiente en lo que se puede considerar el nacimiento del Frente Polisario (Frente Popular de Liberación de Saquía el Hamra y Río de Oro). En sus primeros congresos se puso de manifiesto que trataba de unir a los dos grupos étnicos: Los del norte (Saquía el Hamra), que tenían relaciones familiares y tribales con la población del sur de Marruecos reminiscencia del nomadismo anterior, y los del sur (Río do Oro). La mayoría de los líderes procedían de la tribu Erguibat, dominante en el territorio, pero procuraban estar abiertos a los demás. En esa fundación estaba El Uali, llamado Luley, líder indiscutible, persona inteligente y de formación universitaria, ideólogo y hombre de acción. Y ya empezaba a destacar Brahim Gali –que había servido en las tropas nómadas españolas y que asegura haber participado en los sucesos de Jatarrambla– como una de las figuras claves del movimiento hasta la fecha. En ese mismo año comenzaron las acciones armadas contra el ejército español. El gobierno español, preparado ya para dar la independencia, trató de contrarrestar este movimiento político con la creación del PUNS (Parrido Unión Nacional Saharaui) que tuvo poca implantación y cuyo líder huyó a Marruecos para rendir vasallaje a Hassan II.

La obsesión totalitaria del Polisario y su política de control total de la población provocó que atentara contra las tropas españolas

El Polisario nació con la saludable idea de lograr la independencia de España y evitar la anexión a Marruecos. Pero no solo eso. El Polisario aspiraba a ser la única opción y a gobernar el Sahara en un modelo autoritario. Para ello solo tenía un aliado posible, Argelia, que tenía detrás a la Unión Soviética y eso despertó el miedo a la desestabilización regional de Estados Unidos que acabó en la Marcha Verde organizada por Kissinger. La obsesión totalitaria del Polisario y su política de control total de la población provocó que, para mantener un liderazgo activo, atentara contra las tropas españolas e, incluso después de la independencia, contra barcos pesqueros canarios en varios atentados aunque, en algunos de ellos es difícil sostener la autoría polisaria.
Marcha Verde organizada por Kissinger

Marcha Verde organizada por KissingerPágina web Por un Sahara Libre

Y, cuando los marroquíes entraron en El Aaiún en 1976, el Polisario obligó a la población a abandonar sus casas y tierras y refugiarse en Tinduf (Argelia), en un movimiento de dudosa utilidad. Es cierto que tenían miedo a la represión marroquí, pero es poco probable que Marruecos –auspiciado por Estados Unidos– intentara un genocidio. Ese éxodo masivo, en cierta manera parecido al palestino de 1948, llevó a la población huida a una dependencia externa, casi absoluta, para vivir al Polisario al control total de esa población y dejó el campo libre a los invasores. Después se embarcaron en una guerra contra Marruecos, en la que todavía estamos, que es la lucha de David contra Goliat, y en la que tienen pocas posibilidades de vencer.
La marcha de la población autóctona supuso una ventaja para el colonizador marroquí que, con el tiempo, se fue consolidando. Por tres razones inéditas en otras colonizaciones: Una, que el territorio colonial y el metropolitano están contiguos; dos, que los colonos y los colonizados tienen, con matices, la misma raza, religión y lengua; y tres, que los colonos son más que los colonizados. Con estos elementos y una política de hechos consumados, el futuro es propicio para Marruecos.
Comentarios
tracking