07 de agosto de 2022

Tanques rusos en Georgia durante la guerra en 2008

Tanques rusos en Georgia durante la guerra en 2008©RADIALPRESS

Conflictos postsoviéticos

La caída de la URSS y el reguero de sangre de los países satélite: la Guerra de Abjasia

El conflicto fue especialmente cruel contra la población civil, hubo crímenes de guerra y limpieza étnica entre georgianos y abjasios

Seguimos analizando el componente bélico de la caída de la URSS. Las guerras postsoviéticas se encuentran muy lejos de esa visión romántica de una caída pacífica, el reguero de sangre que dejaron estos conflictos abocaron a ciertos países a la inestabilidad y la enemistad como en el caso de Georgia y Rusia. Abjasia es una guerra que se lleva desarrollando desde 1989 hasta ahora aunque el momento más violento se produjo durante las operaciones bélicas entre 1992 y 1993.

Integridad territorial o independencia

El contexto étnico de la región inclinaba la balanza hacia los georgianos (45 %) seguidos de abjasios, avaros, rusos y armenios. La caída de la URSS hizo que el gobierno de Tiflis intentara controlar toda el área de la ex república soviética de Georgia, pero surgieron problemas graves.
Antes de la guerra ya se vieron indicios de la posible futura guerra con los nacionalistas abjasios cuando pidieron ser separados de Georgia y que se les diera la autonomía soviética usando el precedente de la RSS de Abjasia (1925-31), para ello redactaron la Declaración de Likhny con el apoyo del rector de la Universidad Estatal de Abjasia.
En paralelo a los nacionalistas abjasios, entre los georgianos el nacionalismo comenzó a crecer en términos antisoviéticos y antiabjasios que provocaron choques entre georgianos étnicos y abjasios en la región. Los georgianos pretendían mantener la integridad territorial y los abjasios la independencia.

En 1992 el avance georgiano provocó una limpieza étnica que fue respondida con otra serie de atrocidades por parte del bando separatista

Con este discurso de defensa de la integridad territorial soviética para apuntalar una independencia fuera de la URSS con el mismo territorio, el Gobierno georgiano se ganó el apoyo de los georgianos de Abjasia y avanzó para controlar la región a lo que los separatistas abjasios, apoyados por los cosacos, el ejército ruso, la armada del Gobierno ruso soviético y milicias como el Batallón Bagramian (compuesto por armenios étnicos de la región), se opusieron dando lugar a la Guerra de Abjasia.

Crímenes de guerra

La guerra fue percibida por los georgianos como una guerra civil y contra las injerencias de Rusia mientras que para los abjasios era una guerra de liberación nacional. El conflicto fue especialmente cruel contra la población civil, hubo crímenes de guerra y limpieza étnica mutua entre ambos grupos que acabó con la salida casi total de los georgianos de este territorio (ya que huyeron unos 250.000 y entre 15.000 y 20.000 fueron asesinados) mientras que entre la población georgiana los muertos se cuentan en 3.000.
Durante el verano de 1992 el avance georgiano provocó una limpieza étnica que fue respondida con otra serie de atrocidades por parte del bando separatista que estaba encerrado en el distrito de Ochamchira (norte de Abjasia) y Tkvarcheli (sureste de Abjasia). En este momento de la guerra, casi ganada por Tiflis, se negoció un acuerdo de paz en Moscú por el cual los georgianos debían abandonar la región de Gagra y cesar el fuego, cosa que hicieron.
Edificio del Parlamento de Abjasia con su bandera

Edificio del Parlamento de Abjasia con su bandera@teleSURtv

A finales de verano las posiciones georgianas fueron atacadas por milicianos abjasios, cosacos y chechenos así como por miembros de la Confederación de Pueblos de las Montañas del Cáucaso, pero en esta ocasión el armamento usado difería mucho del anterior ya que ahora tenían GRADS, blindados, artillería y morteros, la mejora de las milicias separatistas hizo que Georgia no pudiera resistir.
El avance abjasio provocó otra limpieza étnica contra población georgiana y se dieron violaciones, asesinatos y desplazamiento forzoso mientras los militares de Tiflis intentaban controlar la situación y acusaban a Rusia de armar a los separatistas que pasaron de perder batallas en apenas dos meses tras la caída de Gudauta a poder vencer con contundencia en la batalla de Gagra.

Conquistar la capital

El objetivo de los abjasios, ya reforzados en Gagra, era tomar la capital: objetivo Sujumi y retomar el control del territorio que reclamaban. A pesar de un intento directo de asedio y la incapacidad de llevar a cabo el cerco desde el frente occidental, los separatistas no se rindieron y decidieron cambiar de estrategia moviendo el frente y descendiendo usando el río Gumista como carretera tomando y fortificando las aldeas en la rivera de ese río con apoyo naval ruso, armenio y de la Confederación de Pueblos del Cáucaso.
Vista de Sujumi, la principal ciudad de Abjasia

Vista de Sujumi, la principal ciudad de Abjasia

La capital resistió desde diciembre de 1992 hasta el 27 de septiembre de 1993. En este periodo, para reforzar las posiciones, los separatistas no dejaron de ir tomando aldeas alrededor de la zona de conflicto para seguir aumentando el territorio hasta que llegaron a Kamani el 9 de julio, donde realizaron una masacre contra la población civil y estrecharon el cerco.
El día 16 de septiembre comenzaron los ataques finales con apoyo ruso, que había sido muy activo en la batalla de Sujumi bombardeando la capital con sus MIG, desembarcando tropas y atacando a la armada georgiana de hecho durante la última fase de la guerra los MIG-29 rusos lanzaron bombas termobáricas sobre la capital para ayudar a los separatistas por lo que Moscú había tomado parte por los abjasios y llevaba la iniciativa, de tal manera que proveía a los separatistas de una fuerza militar que no era posible contener para los georgianos.
Aviones de combate Su-25 con los que bombardearon la ciudad

Aviones de combate Su-25 con los que bombardearon la ciudadVitaliy Timkiv / Wikimedia Commons

Durante los años noventa Abjasia permaneció bloqueada y bajo una clara autarquía que hundió económicamente la región producto de las medidas rusas y georgianas por el temor de que el apoyo ruso a esta región supusiera una justificación para los chechenos y tártaros que aspiraban a la independencia en los mismos términos que los abjasios pero, a partir de 1998, especialmente tras la guerra de los seis días de Abjasia en la cual guerrillas georgianas, sin contacto con el Gobierno de Tiflis según declaró el propio gobierno georgiano, se alzaron en armas pero fueron derrotados por las fuerzas separatistas.
En la era Putin el gobierno de Moscú comenzó a tender puentes y profundizar en las relaciones diplomáticas con el este estado hasta que fue reconocida como Estado independiente en 2008.
Comentarios
tracking