28 de enero de 2023

Retrato de Ivan IV

Retrato de Ivan IVCreative Commons

Picotazos de la historia

Las ocho bodas de Iván el Terrible

En la iglesia ortodoxa rusa –al menos en la antigüedad, ahora no tengo ni idea– la noción de sucesivos matrimonios era visto con desagrado. Sobre ello estaba establecido que: el primer matrimonio es ley; el segundo una concesión extraordinaria; el tercero es una violación de la ley; el cuarto es una impiedad, un estado similar al de las bestias.
Iván IV se casó ocho veces –superando a Enrique VIII de Inglaterra– para escándalo y horror de su iglesia. Pero a ver quien le llevaba la contraria al señorito.

Los matrimonios de Iván IV

El primer matrimonio (1547 – 1560) fue con Anastasia Romanova. La novia fue seleccionada entre mil quinientas aspirantes de la nobleza. Se casaron en 1547 y tuvieron seis hijos. Iván siempre mostró el máximo respeto y ternura por su esposa, siendo correspondido con absoluta dedicación. Anastasia murió en 1560 envenenada, Iván siempre culpó a los boyardos por ello. Ella fue el único freno y felicidad de su vida y su perdida le llenó de amargura.
El segundo matrimonio (1561 – 1569) fue con María Temurykovna. Matrimonio político, fue hija de un príncipe musulmán. Inculta, iletrada, se mostró como una mala madrastra para los hijos de Iván. En 1569 moriría envenenada, lo más probable por orden del propio Iván, aunque, por el encanto que derrochó en vida, no debieron de faltar voluntarios para el veneno.
El tercer matrimonio (1571) lo contrajo con Marfa Sobakina (si les sorprende el apellido busquen en Google una atleta eslovaca de nombre Iveta Putalova). Marfa fue elegida entre doce finalistas, pero falleció a los pocos días de la boda. Se cree que debido a un elixir de fertilidad que le dio su madre y que debía de tener todo tipo de efectos secundarios. La desgracia de la pobre Marfa elevó la paranoia de Iván a niveles estratosféricos.
El cuarto matrimonio (1572 – 1574), ya considerado impío y aberración por la iglesia ortodoxa, por lo que no contó con la bendición del Patriarca Metropolitano de Moscú, fue con Anna Koltovskaya. Tras dos años de intentos, y como la señora no se embarazaba, la empaquetó y la envió de una patada a un convento, donde permaneció el resto de su vida. Anna sobrevivió a su marido. Lo que es mucho.
El quinto matrimonio (1575 – 1577) se celebró contra Anna Vasilchikova. Por supuesto al Patriarca ni se le esperó ni apareció. Con esta Anna se repitió lo sucedido con la anterior Anna, con la sutil diferencia de que fue asesinada en el convento.
El sexto matrimonio (1579). En este caso fue doblemente impío ya que era el sexto de Iván y el segundo de Vasilisa Malentyeva. A los pocos meses, Iván, descubre que la dulce viuda se la está pegando con un príncipe llamado Devletev. El príncipe fue empalado y a Vasilisa le obligaron a presenciar la agonía de su amante. Después la enviaron a un convento donde fue discretamente asesinada.
El séptimo matrimonio (1580) fue con María, de la noble familia de los Dolgoruky, príncipes fundadores de Moscú. Ejecutada por ahogamiento tras una supuesta acusación de infidelidad.
Iván el Terrible

Iván el TerribleWikipedia

El octavo (y último) matrimonio (1581 – 1584) fue con María Nagaya. María dio a luz un hijo, el príncipe Dimitri que moriría a los siete años de edad. Junto con Anna Koltovskaya fueron las únicas que sobrevivieron al peligroso honor de ser Tzarinas de Rusia.
Comentarios
tracking