05 de febrero de 2023

Si el país asiático está en tiempo de guerra, la franja superior es la roja y en tiempos de paz la franja azul ocuparía esa posición

Si el país asiático está en tiempo de guerra, la franja superior es la roja y en tiempos de paz la franja azul ocuparía esa posiciónAFP

El error que puso a un país 'en guerra': las dos banderas de Filipinas

El país asiático es el único que tiene dos banderas y, en función de si el país está en guerra o en tiempo de paz, usará una bandera u otra

El 28 de mayo de 1898, la bandera filipina se izó por primera vez después de que el ejército revolucionario filipino derrotase a las tropas españolas en la batalla de Alapan (Cavite), la primera contienda de la revolución filipina. Se presentó oficialmente al pueblo filipino el 12 de junio de 1898 como símbolo ferviente de su intención de independencia. Emilio Aguinaldo, quien más tarde se convertiría en el primer presidente de la República de Filipinas, diseñaría la bandera nacional en 1897 durante su exilio en Hong Kong. La última versión de la bandera es de 1998, cuando se cumplió el centenario de su independencia.
El diseño fue sencillo, pero cargado con mucho simbolismo. Formada por dos franjas horizontales del mismo tamaño. La franja superior, de color azul, representa la unidad nacional y los ideales del país, así como la paz, la verdad y la justicia. La inferior, de color rojo, simboliza la sangre, el valor, el patriotismo y el coraje de quienes lucharon por la independencia del archipiélago filipino. Además de estas dos bandas, en la parte más cercana al mástil se puede observar un triángulo equilátero de color blanco que significa la pureza y la paz, aunque el Gobierno de Filipinas le otorgó el significado de igualdad y fraternidad.
Pintura de Fernando Amorsolo, donde escenifica la confección de la bandera Filipina

Pintura de Fernando Amorsolo, donde escenifica la confección de la bandera Filipina

Por último, en el interior del triángulo, se aprecia un sol de color amarillo representando el nacimiento de la «nueva era» que trajo consigo la independencia tras un largo periodo de dominio español, pero también estadounidense. Del sol salen ocho rayos que representan las ocho provincias (Batangas, Cavite, Laguna, Manila, Nueva Écija, Pampanga y Tarlac) y en los vértices del triángulo de la bandera se encuentran tres estrellas que hacen referencia a las tres áreas geográficas más importantes: Luzón, Bisayas y Mindanao.
Filipinas es el único país del mundo que utiliza dos banderas, aunque en realidad no son dos diferentes, sino que se trata de la misma colocada de forma invertida: en función a si el país está en guerra o en tiempo de paz, la bandera se colgará de una u otra forma. En 2010 se produjo un percance cuando la bandera de Filipinas se exhibió de forma invertida durante la cumbre de naciones del sudeste asiático que se reunió con Barack Obama en Nueva York. La diplomacia de ambos países actuó con rapidez para suavizar el incidente: la embajada americana se disculpó por el «desdichado incidente» y recordó su «estrecha relación» con el país asiático, mientras que el entonces canciller filipino Ed Malaya respondía que no exigiría explicaciones adicionales a sus aliados porque no se trató «de un insulto intencionado», dejando el incidente en el olvido y sin ningún tipo de repercusión diplomática.
Un cartel propagandístico a favor de los Aliados de la Segunda Guerra Mundial que muestra a un soldado filipino sosteniendo la bandera nacional con el campo rojo volado hacia arriba

Un cartel propagandístico a favor de los Aliados de la Segunda Guerra Mundial que muestra a un soldado filipino sosteniendo la bandera nacional con el campo rojo volado hacia arriba

Esta no fue la única vez que la bandera filipina indicó el «tiempo de guerra» entre ambas naciones. La primera vez que se colocó de esta manera fue el 4 de febrero de 1899 para mostrar que existía un estado guerra entre Filipinas y Estados Unidos. Aguinaldo fue capturado dos años después por los americanos, que le obligaron a jurar lealtad a Estados Unidos. Con la derrota de la República de Filipinas, las islas quedaron en manos de los estadounidenses y el uso de la bandera filipina fue declarado ilegal por la Ley de Sedición de 1907.
El primer presidente de la República Filipina confesaría años más tarde al periodista Guillermo Gómez Rivera que se arrepentía de haberse «levantado contra España», pues «bajo España siempre fuimos súbditos, o ciudadanos, españoles pero que ahora, bajo los Estados Unidos, somos tan solo un mercado de consumidores de sus exportaciones, cuando no parias, porque nunca nos han hecho ciudadanos de ningún estado de Estados Unidos...».
Comentarios
tracking