20 de mayo de 2022

Putin y Biden

Putin y BidenJosé Juan Kindelan

¿Entrarán las tropas de Putin en Ucrania? Esta es la apuesta de los expertos

La pregunta se repite una y otra vez. Las apuestas, a favor y en contra de una posible invasión de tropas rusas en Ucrania, cambian de tendencia en función de los acontecimientos y declaraciones del momento. En las últimas, Joe Biden advertía que Putin, «avanzará sobre Ucrania» pero será «una incursión menor». El presidente de Estados Unidos considera que el conflicto armado, de producirse, tendría su mayor virulencia en una guerra cibernética y de inteligencia
El ex ministro de Asuntos Exteriores Josep Piqué, duda. «No lo sabemos, va a depender del resultado final de las conversaciones de esta semana. Blinken (secretario de Estado) está visitando Europa, y pronto se entrevistará con Lavrov, su homólogo ruso. Las expectativas no parecen buenas», observa poco optimista. «La posición rusa es tremendamente rígida y al mismo tiempo, inaceptable. No puede ser asumida», insiste. Dicho esto, plantea: «la incógnita es hasta qué punto esto va a suponer una intervención militar de Rusia en Ucrania. Hay que analizar diferentes opciones».
El catedrático emérito de sociología, Emilio Lamo de Espinosa, se arriesga. «Apostaría un 70 por ciento a que no va a producirse la invasión. El coste es enorme, también para Europa. La presión de Estados Unidos, resulta demasiado fuerte. Aunque estén de retirada en Oriente Medio y centrándose en el Indo Pacífico, no pueden abandonar Europa». 

Todos saldrían perjudicados
Javier Morillas, profesor de la Universidad CEU San Pablo

En una línea similar se manifiesta Javier Morillas, profesor de la Universidad CEU San Pablo en Economía y Mercados Internacionales. «No creo que Putin vaya a invadir Ucrania. Lo que busca, y ya lo ha conseguido, es consolidar su posesión en Crimea y en las zonas más rusófonas de las repúblicas del Dombash». Morillas también coincide en que «el conflicto armado no lo veo porque, entre otras razones, ni Estados Unidos ni la Unión Europea están en condiciones de dar ese paso. Todos saldrían perjudicados», reflexiona.
Teatro de operaciones ruso en el cinturón de Ucrania

Teatro de operaciones ruso en el cinturón de UcraniaJosé Juan Kindelan

Aquí, el preocupante es Biden, no PutinManuel Sánchez Cánovas, experto en Seguridad Internacional

Experto en Seguridad Internacional, Manuel Sánchez Cánovas, es contundente sobre una posible intervención militar rusa. «Putin sólo lo hará si EE.UU. le empuja. Aquí, el preocupante es Biden, no él». A su juicio, «si cualquiera de los dos decide forzar las cosas, estaremos ante otro Vietnam y, quizás, la Tercera Guerra Mundial». La hipótesis que mantiene retrata a «Biden y a los demócratas empeñados en financiar, desde hace décadas, la salida de Ucrania de la CEI rusa (alianza de estados de la ex Unión Soviética)». Las razones de esta política se explican en «el fanatismo de los demócratas y los intereses oscuros de la familia Biden». Estos elementos, añade, «se deben sopesar con el autoritarismo y la corrupción rampante de Putin». El experto zanja: «Rusia y su CEI tiene graves problemas económicos, pero es Occidente quien la presiona. Putin no tiene el más mínimo interés en invadir Europa».

La Unión Europea ni está ni se la esperaJosé M. de Areilza, profesor ordinario de ESADE

José M. de Areilza, profesor ordinario de ESADE Business School, analiza: «Vladimir Putin ha podido llegar tan lejos en su intento de boxear por encima de su peso en el plano internacional, gracias a la desastrosa presidencia de Donald Trump, que debilitó enormemente la proyección global de Estados Unidos». Con estos antecedentes, advierte que «Joe Biden ha enfocado todos sus esfuerzos en abordar retos domésticos y en poner en pie una política de contención hacia China». La pregunta que se impone es: ¿qué papel desempeña la Unión Europea? «No está ni se la espera en la crisis de Ucrania».
El por qué de esta ausencia lo atribuye «a sus claras limitaciones a la hora de gestionar retos geopolíticos». Respecto a una invasión militar en toda regla, apunta: «Es difícil imaginarla. Otra cosa son los ataques paramilitares o cibernéticos ya que los costes de todo tipo serían gigantescos. Los mejores análisis de inteligencia señalan que lo que busca Putin es desestabilizar el país vecino, afianzar el control de facto de las provincias limítrofes con Rusia, dividir a los aliados occidentales y obtener concesiones a cambio de desescalar como, por ejemplo, la renuncia de la OTAN a proteger a países que no son miembros».

Hay que salvar la dignidad de PutinEmilio Lamo de Espinosa, profesor de la Universidad de La Rioja

Lamo de Espinosa incorpora otro elemento, «no descarto que Rusia acabe obteniendo algún tipo de garantía. Sus exigencias son insostenibles, pero tienen cierta sensatez, si se tienen en cuenta las últimas expansiones de la OTAN. No le pueden dar todo, pero sí algo para salvar la dignidad de Putin». Javier Morillas, sigue esta estela: «Al final, lo que podríamos es asistir a un intercambio de cromos, pasar página a este conflicto y en cierto modo, tolerar que Ucrania, por invitación, pueda meter la cabeza en la OTAN, pero no llegar a un conflicto armado».
Vigilancia militar en la «línea de contacto» en Donbás

Vigilancia militar en la «línea de contacto» en DonbásAFP

«Seguirá habiendo presión sobre los bálticos, y también, en especial, sobre Alemania. La situación es muy peligrosa y preocupante. Rusia es una potencia sobrevalorada, pero sabe aprovechar los vacíos de poder que deja el conflicto entre China y Estados Unidos. Reflexiona Lamo de Espinosa. Piqué añade: Rusia está utilizando otros elementos de guerra híbrida; herramientas cibernéticas, propaganda y fake news. La agravación de sus intervenciones supondría una respuesta equivalente de Occidente, que incluiría una concentración de tropas en Ucrania y Bielorrusia». El tema de fondo, añade, es «si la eventual respuesta de Occidente será lo suficientemente disuasoria para que Putin no siga testando hasta donde llegan nuestras líneas rojas. ¿Hasta que punto nos estamos jugando la credibilidad de Occidente en la defensa de países como Ucrania? De esa respuesta dependerá la lectura que haga China, y su política respecto a Taiwán».

Las oligarquías de Kiev sacan partido de la crisisManuel Sánchez Cánovas, experto en Seguridad Internacional

Manuel Sánchez Cánovas responde a la pregunta de quién se beneficia de estas tensiones que mantienen en vilo al mundo. «Las oligarquías en Kiev sacan partido de ambos bloques, el Este de Ucrania es ruso desde Catalina la Grande. Rusia no se puede permitir una base militar de la OTAN tan cerca de Moscú. Además, la Flota del Mar Caspio tiene su única salida a través de Crimea, que es étnicamente rusa», pero, advierte, «Putin, no puede sacrificar ese peón».
Comentarios
tracking