28 de mayo de 2022

El presidente de EE.UU., Joe Biden

El presidente de EE.UU., Joe BidenGetty Images via AFP

Crisis en Ucrania

La torpeza de Biden debilita a la OTAN frente a Rusia en la crisis ucraniana

El Secretario de Estado, Antony Blinken, corrige a Joe Biden después de que el presidente de Estados Unidos sembrara dudas sobre la gravedad de la amenaza rusa

Flaco favor el que le hizo el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a la soberanía ucraniana y a la posición de la OTAN durante su comparecencia del 19 de enero con motivo de su segundo año de mandato.
En su discurso, Biden quitó hierro a la posible guerra en Ucrania ante una hipotética invasión rusa del territorio ucraniano. El presidente estadounidense mostró su certeza de que Rusia avanzará sobre Ucrania, «algo tiene que hacer», pero añadió que se trataría de «una incursión menor».
Además, Biden dio a entender que si la intervención rusa se limitaba a «una incursión menor», la OTAN discutiría qué hacer. Sólo si los rusos emprenden una invasión masiva, Estados Unidos y sus aliados «impondrían un coste severo y un daño significativo a la economía de Rusia»: «Sería un desastre para Rusia».

Gran decepción

La torpeza de Biden en su discurso causó gran decepción en Ucrania y en los aliados de la OTAN, que ven su postura ante Rusia debilitada por las inoportunas palabras de Biden en el peor momento, cuando la invasión rusa parece inminente.
El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, se apresuró a contestar a su principal aliado y le recordó que «no hay incursiones menores».

No hay incursiones menores, ni naciones menores, ni víctimas menores.Volodímir Zelenski, presidente de Ucrania.

En un mensaje difundido en su perfil oficial de Twitter, Zelenski señaló irritado que «queremos recordar a las grandes potencias que no hay incursiones menores, ni naciones menores. Tampoco hay víctimas menores, ni un sufrimiento menor por la pérdida de seres queridos. Digo esto como presidente de una gran potencia».
Ante la confusión causada por su jefe, el Secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, se apresuró a enmendar a Biden y a mostrar una posición más contundente frente a Rusia.
Afirmó desde Berlín que cualquier ataque de Rusia a la soberanía e integridad territorial ucraniana «nos devolvería a una época peligrosa e inestable», y advirtió que Rusia «amenaza con una guerra total».
Además, insistió que «cualquier intervención rusa», grande o pequeña, generaría una reacción «rápida y severa» de Estados Unidos y sus aliados.
El mismo Biden tuvo que matizar sus palabras en las que parecía que restaba gravedad a la amenaza rusa y subrayó que toda acción rusa dentro de las fronteras ucranianas se consideraría «una invasión», y causaría de forma inmediata «una respuesta económica dura y coordinada».
«No puede haber ninguna duda: si Putin toma la decisión (de invadir Ucrania), Rusia pagará un gran precio», hizo hincapié Biden.
Comentarios
tracking