07 de octubre de 2022

Vitali Klitschko, en una imagen de archivo

Vitali Klitschko, en una imagen de archivoWikimedia Commons/European People's Party

Guerra Rusia Ucrania  El alcalde de Kiev: «Estamos al borde de una catástrofe humanitaria»

Vitali Klitschko admite en una entrevista con AP el desafío de evacuar a los civiles que permanecen todavía en la ciudad

El alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, se ha mostrado este domingo «orgulloso» por el espíritu de sus ciudadanos y «nervioso» respecto a cuánto tiempo podrán resistir, aunque ha admitido que su administración no podrá llevar a cabo un plan de evacuación de civiles en caso de que las tropas rusas tomen la capital porque «todos los caminos están bloqueados», una afirmación que posteriormente ha negado. «En estos momentos estamos rodeados», ha dicho el regidor en una entrevista a Associated Press.
Klitschko, que ha cifrado en nueve los civiles asesinados hasta ahora, incluido un niño, ha valorado positivamente también el balance del toque de queda nocturno en su primera noche de aplicación. «Estamos dando caza a esta gente, y será mucho más fácil si no hay nadie en la calle», explicó el político, que detalló que en la noche de este sábado, tras su implementación, las fuerzas ucranianas eliminaron a un total de seis saboteadores.
«Para ser honesto, no tenemos el 100% del control», dijo Klitschko. «Hemos forjado esta defensa territorial en un breve período de tiempo, pero estas personas son patriotas», ha añadido, en referencia a los militares y civiles que han tomado las armas.
En los últimos días, el cierre de establecimientos y la falta de suministros han dado lugar a largas colas de personas a la entrada de tiendas y supermercados, pero también de los centros en los que estos días se dispensan armas a los ciudadanos para el combate contra las fuerzas rusas y la defensa de la ciudad. Una medida que suscita al mismo tiempo temor por el hecho de armar a civiles con poca experiencia militar que podrían mezclarse con saboteadores rusos disfrazados de policías o periodistas ucranianos.
La anémica capacidad de la ciudad para reponer las escasas existencias de alimentos y medicinas es otro de los asuntos que inquietan a Klitschko. «Estamos al borde de una catástrofe humanitaria», ha dicho. «Ahora mismo tenemos luz, agua y calefacción en nuestras casas. Pero la infraestructura está destruida en lo que se refiere a la entrega de alimentos y medicamentos», añade.
«Es por eso que el mensaje para todos es: apoyen a Ucrania juntos... Somos fuertes», anima, pese a todo. «Todos los ucranianos están orgullosos de ser independientes, orgullosos de ser ucranianos y nosotros estamos orgullosos de tener nuestro propio país», remacha.
Comentarios
tracking