20 de mayo de 2022

Recep Tayyip Erdogan Turquía

El presidente turco, Recep Tayyip ErdoganAFP

79 días de guerra

Turquía podría impedir el ingreso de Finlandia y Suecia en la OTAN

Fuentes de la OTAN confirman a El Debate que las conversaciones con Finlandia y Suecia continúan a pesar de las palabras de Erdogán

Finlandia y Suecia podrían no tenerlo tan fácil para ingresar en la OTAN. Paradójicamente, su principal obstáculo no es Rusia y su retórica amenazante de guerra mundial en caso de que el ingreso se efectúe.
Es dentro de la OTAN donde ambos países escandinavos, hasta ahora neutrales, deben sortear las principales dificultados para convertirse en aliados de pleno derecho y encontrar un paraguas que les ofrezca seguridad frente al expansionismo militarista ruso.
El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, mostró este viernes su disconformidad con el hipotético ingreso de Finlandia y Suecia en la Alianza Atlántica por la posición que mantienen respecto a la cuestión kurda.
«Seguimos atentamente los acontecimientos relacionados con Suecia y Finlandia, pero no tenemos una opinión favorable» a su ingreso en la OTAN, declaró a la prensa el presidente turco.
Erdogan justificó su veto con el argumento de que Finlandia y Suecia apoyan, e incluso, acogen en su territorio a independentistas kurdos a los que Turquía se refiere como «terroristas».
Las críticas del presidente turco se refieren a la posición que los dos países, junto con otros Estados europeos, adoptaron contra Turquía por vulnerar los derechos de la minoría kurda en el país. Incluso han concedido asilo a personas perseguidas por criticar públicamente a Erdogan.
Preguntado por la cuestión, un funcionario de la OTAN contestó a El Debate que «los aliados mantienen consultas periódicas con Finlandia y Suecia sobre sus posibles solicitudes de membresía», por lo que, a pesar de las palabras del presidente turco, el proceso continúa.
Sobre las palabras concretas del presidente Erdogan, la OTAN no ha querido hacer declaraciones y se remite «a las autoridades turcas».
Los kurdos son una minoría étnica y lingüística de Oriente Medio cuyo territorio se encuentra repartido entre Turquía, Siria, Irak e Irán.
En Turquía, el movimiento independentista kurdo tomó gran fuerza tras la Segunda Guerra Mundial y, en especial, tras la fundación a finales de la década de los 70 del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), considerado como grupo terrorista por Turquía, Estados Unidos y la Unión Europea.
La negativa Erdogan a que Finlandia y Suecia entren en la OTAN podría frustrar las aspiraciones de los dos países. Para que un país ingrese como nuevo miembro, debe contar con la unanimidad de todos los aliados. Turquía es miembro de la OTAN desde el año 1952.
En su rueda de prensa, recogida por la agencia EFE, Erdogan dirigió palabras muy duras contra los dos países escandinavos que anuncian un duro debate dentro de la Alianza Atlántica.
«Los países escandinavos son como casas de huéspedes para las organizaciones terroristas. Voy incluso más allá, ellos (los terroristas) también tienen espacio en sus parlamentos», afirmó.
La OTAN, sin embargo, sigue dando señales positivas a Finlandia y Suecia. Sin ir más lejos, el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, confirmó que en la reunión informal de ministros de Exteriores de la OTAN, que se celebrará este fin de semana en Bruselas, contarán con la opinión de ambos países candidatos.
Comentarios
tracking