07 de octubre de 2022

El gobernador del estado de Ondo, Rotimi Akeredolu en la iglesia católica St. Francis en la ciudad de Owo (Nigeria)

El gobernador del estado de Ondo, Rotimi Akeredolu en la iglesia católica St. Francis en la ciudad de Owo (Nigeria)AFP

Al menos 50 muertos en un ataque contra una iglesia católica en el suroeste de Nigeria

Desde hace 12 años, Nigeria está sacudida por una insurrección yihadista en el nordeste del país y la comunidad católica vive una fuerte inseguridad

Al menos 50 personas han muerto en un ataque contra una iglesia católica en la región de Ondo, en el suroeste de Nigeria. Según el Gobierno y la Policía, un grupo de hombres armados irrumpió durante la misa del domingo matando a decenas de fieles, incluidos mujeres y niños.
«Nuestros corazones están apesadumbrados», ha manifestado el gobernador de Ondo, Rotimi Akeredolu. «Nuestra paz y tranquilidad han sido atacadas por los enemigos del pueblo».
El presidente del país, Muhammadu Buhari, ha condenado el ataque, calificándolo de «atroz». «Solo los demonios de la región inferior podrían haber concebido y llevado a cabo un acto tan cobarde. Pase lo que pase, este país nunca se rendirá ante la gente malvada y perversa, y la oscuridad nunca vencerá a la luz. Nigeria eventualmente ganará», apuntó el presidente en un comunicado.
De momento, se desconocen los responsables y las motivaciones del ataque. Nigeria está inmersa en una lucha contra la insurgencia islamista en el noreste y bandas armadas que llevan a cabo ataques y secuestros a cambio de rescate.
Hace exactamente una semana, el líder de la Iglesia Metodista de Nigeria fue secuestrado junto con otros dos clérigos en el sureste del país. Siete días antes, dos sacerdotes católicos también fueron retenidos en Katsina, el estado natal del presidente Muhammadu Buhari en el norte del país y aún no han sido liberados.
Tras esta matanza, el Papa Francisco reaccionó lamentando la muerte de «decenas de fieles» y aseguró que rezaba por ellos, según un comunicado del equipo de prensa del pontífice.
Por su parte el portavoz de la Iglesia Católica en Nigeria, el reverendo Augustine Ikwu, ha lamentado que «mientras se celebraba la Santa Misa, hombres armados desconocidos atacaron la Iglesia Católica de San Francisco... dejando muchos muertos y muchos otros heridos y la Iglesia violada».

Temas

Comentarios
tracking