07 de julio de 2022

Maks Levin, periodista ucraniano ejecutado y torturado cerca de Kiev

Maks Levin, periodista ucraniano ejecutado y torturado cerca de KievTwitter / @laki0814

Rusia ejecutó «a sangre fría» a un periodista de Reuters tras interrogarlo y torturarlo

Las fuerzas rusas asesinaron y quemaron vivos al periodista Maks Levin y a su acompañante, Oleksiy Chernyshov, en un bosque cerca de Kiev

El 13 de marzo de 2022, en un bosque a las afueras de Kiev, las fuerzas rusas asesinaron «a sangre fría» a un periodista y fotógrafo ucraniano, Maks Levin, y a su ayudante, el soldado ucraniano Oleksiy Chernyshov.
Una investigación de la organización no gubernamental Reporteros Sin Fronteras (RSF) desveló las circunstancias del asesinato, que habría sucedido tras varias horas de torturas e interrogaciones.
Levin, fotoperiodista freelance que colaboraba a menudo con la agencia Reuters, desapareció el día 13 de marzo mientras investigaba el asalto de las fuerzas rusas a la capital ucraniana. Su cuerpo no aparecería hasta casi un mes más tarde, el primero de abril, en un bosque a tres kilómetros de Kiev.
Según descubrieron dos periodistas enviados por RSF para investigar su muerte, Levin, de 40 años de edad, se aventuró dentro del bosque para recuperar un dron que contenía imágenes y grabaciones cruciales para su reportaje.
Es allí donde sucedió la emboscada. El coche del periodista fue encontrado, calcinado, y con 14 agujeros de bala. Cuando los cuerpos de Levin y Chernyshov reaparecieron, ambos mostraban heridas de disparo: el cadáver del periodista tenía una bala en el pecho y dos en la cabeza.
«Las fotografías de la escena del crimen, y las observaciones de nuestros investigadores señalan que los dos hombres fueron, sin duda, ejecutados a sangre fría, posiblemente tras ser torturados. Algunas pruebas, incluyendo la posición del cuerpo de Chernyshov, indican que lo quemaron vivo», explicó el informe de RSF.
Además del método de asesinato, los dos investigadores descubrieron una clara presencia de soldados rusos en la zona, desde antes del asesinato. Entre las pruebas que encontraron había restos de uniformes militares, y basura. RSF especuló que los asesinos formaban parte de la división 106 de la Guardia Rusia, o de una unidad especial.
Tras finalizar la investigación, Reporteros Sin Fronteras entregó un paquete de varias docenas de fotografías y nueve pruebas, que incluían tres balas, al Servicio de Seguridad de Ucrania. Esta autoridad gubernamental llevará a cabo sus propias pesquisas, respecto a este caso que consideran un asesinato doble.

Dos posibles escenarios

Tras concluir la investigación, los reporteros de la ONG y los expertos militares que analizaron las pruebas esbozaron dos escenarios distintos sobre las circunstancias de la muerte de Maks Levin y Oleksiy Chernyshov.
En el primero, Levin y Chernyshov se adentraron en el bosque, en aquel momento zona ocupada por Rusia, sin los permisos necesarios, con la intención de recuperar el dron. Sin saberlo, fueron avistados por soldados rusos desde uno de sus puestos.
La unidad enemiga se acercó al periodista y al soldado ucraniano discretamente, convencidos de que entraron en el bosque con intenciones militares. Cuando pudieron, dispararon; primero a Maks Levin, que llevaba una banda azul en el brazo, signo del soldado ucraniano, y luego a Chernyshov, que esperó unos minutos dentro del coche.
Tras la ejecución, incineraron el coche del periodista, y el cuerpo Chernyshov.
El segundo escenario aventura que todo empezó con una interrogación. Los soldados dispararon al coche de Levin, un Ford Maverick, como advertencia. Después, cuestionaron a ambos hombres por separado, y, para hacerlos hablar, les dispararon, y calcinaron. Finalmente, los ejecutaron.
Comentarios
tracking