10 de diciembre de 2022

Fuga Nord Stream

Imagen aérea de la fuga en el Nord StreamAFP

218 días de guerra en Ucrania

La OTAN confirma que el Nord Stream ha sido saboteado, pero no señala a Rusia

La Alianza Atlántica advierte que cualquier ataque contra la infraestructura crítica de los Aliados sería motivo de «una respuesta unida y decidida» de la OTAN

La OTAN lo tiene claro: las fugas en el Nord Stream 1 y en el Nord Stream 2, los gasoductos que conectan Rusia con Alemania para la exportación de gas, son el resultado de un acto de sabotaje, aunque no apunta a Rusia como responsable.
En un comunicado de prensa, la Alianza Atlántica señala que «el daño a las tuberías Nord Stream 1 y Nord Stream 2 en aguas internacionales en el Mar Báltico es motivo de gran preocupación. Toda la información actualmente disponible indica que esto es el resultado de actos de sabotaje deliberados, imprudentes e irresponsables».
«Estas fugas están causando riesgos para la navegación y daños ambientales sustanciales. Apoyamos las investigaciones en curso para determinar el origen de los daños», detalla el comunicado de la OTAN.
Aunque no apunta a Rusia como responsable del sabotaje, la Alianza recuerda que «nosotros, como aliados, nos hemos comprometido a prepararnos, disuadir y defendernos del uso coercitivo de la energía y otras tácticas híbridas por parte de actores estatales y no estatales».
«Cualquier ataque deliberado contra la infraestructura crítica de los Aliados se enfrentaría con una respuesta unida y decidida», advierte la OTAN en el comunicado.
El ataque contra las instalaciones submarinas del Nord Stream se detectó en la madrugada del domingo al lunes a la altura de la isla danesa de Bornholm.
La fuga de gas ha ocasionado la aparición en la superficie de grandes burbujas que evidencian el daño ecológico y un riesgo serio para la navegación marítima.
La tesis del sabotaje se ve respaldada por los registros de los sismógrafos daneses, que detectaron una vibración característica de una detonación.
Aunque la OTAN ha sido prudente y se ha abstenido de acusar a Rusia, lo cierto es que todas las pruebas señalan al Kremlin.
El incidente ha permitido a Putin cerrar el tránsito de gas a Europa sin necesidad de hacer frente a las penalizaciones que implicarían una ruptura unilateral del contrato.
El atentado contra los dos gasoductos, pese a todo, ha trastocado los planes de Alemania y de la Unión Europea para garantizar la seguridad energética de cara el invierno.
Pese a todo, ambas infraestructuras atacadas ya no eran la principal vía de importación de gas a Alemania.
El Nord Stream 2 nunca llegó a entrar en funcionamiento debido a las sanciones impuestas a Rusia por la guerra en Ucrania.
El gas que se fuga de su interior en este momento es gas inyectado para garantizar su operatividad a pesar de la inactividad.
En cuanto al Nord Stream 1, inaugurado en 2011, funcionaba a muy bajo rendimiento debido a la reducción de la exportación de gas de Rusia a Alemania a lo largo de los últimos meses.
Más importante es el cierre del suministro por los gasoductos ucranianos.
Alemania está logrando sustituir el gas ruso por el de otros países exportadores, como Emiratos Árabes Unidos, para lo cual está construyendo regasificadoras en tiempo récord para importar gas licuado transportado por vía marítima.
Comentarios
tracking