31 de enero de 2023

This photograph taken on November 30, 2022 shows a Ukrainian artilleryman looking through a periscope of a 2S3 Akatsiya (Self propelled howitzer) towards Russian positions in a field near an undisclosed frontline position in eastern Ukraine, amid the Russian invasion of Ukraine. (Photo by Yevhen TITOV / AFP)

Soldado ucraniano vigila los movimientos del exterior en la zona de combateAFP

282 días de guerra en Ucrania

Zelenski pide prohibir los grupos religiosos vinculados a Moscú por ser refugio de espías

Utilizar como refugio los templos parece que se ha convertido en una práctica entre la población religiosa que continúa ligada al patriarcado de Moscú.

En la guerra no vale todo, pero casi todo. El presidente de Ucrania tiene claro que esa premisa funciona en el enemigo. Rusia no se detiene ante objetivos civiles, por el contrario, los selecciona con cuidado y disfruta de mantener a más 6 de millones de ucranianos a oscuras y sin calefacción. De igual modo, se filtra en la población y entre grupos religiosos para influir en su objetivo de conquistar Ucrania.
Volodimir Zelenski y su red de inteligencia rastrean todos los rincones donde el Kremlin pueda tener agentes, armas o donde puedan estar ocultos para obtener información valiosa con el fin de imponerse en esta guerra sangrienta. El último reducto identificado han sido las iglesias ortodoxas.
La semana pasada, en una redada, la Policía ucraniana entró en el monumental monasterio ortodoxo ucraniano de las Cuevas donde, presumiblemente, operaban infiltrados rusos.
Monasterio de las Cuevas en Ucrania

Monasterio de las Cuevas en UcraniaWikiMediaCommons

El hecho, según las informaciones de las que Zelenski dice disponer, no es aislado y 33 religiosos ya han sido detenidos por colaborar con el enemigo.
Utilizar como refugio los templos parece que se ha convertido en una práctica entre la población religiosa que continúa ligada al patriarcado de Moscú. Por esa razón, el presidente de Ucrania ha instado a los legisladores a aprobar un proyecto de ley que prohíba las iglesias vinculadas a «centros de influencia» en Rusia.

Más información

El Monasterio de las Cuevas, centro de peregrinación de cristianos ortodoxos, es uno de los lugares más bellos y hasta hace unos días, se consideraba intocable. Pero, la inviolabilidad de los templos se ha terminado con la invasión rusa. Las autoridades no repararon en tabús y entraron en busca de armas y conspiradores sin que se conozca si los hallaron.

Los grupos religiosos que responden a Moscú permite manipular a los ucranianos y debilitar a Ucrania desde adentroVolodimir Zelensky

Algo debieron descubrir porque apenas ha transcurrido una semana para que Zelenski anunciara en su discurso de la madrugada del jueves que la presencia de grupos religiosos vinculados a Moscú le permite a Rusia «manipular a los ucranianos y debilitar a Ucrania desde adentro».

Identificar y contrarrestar las actividades subversivas de los servicios especiales rusos en el entorno religioso de UcraniaVolodimir Zelensky

En el vídeo, Zelenski propone la prohibición total de las organizaciones religiosas conectadas a los «centros de influencia» rusos en Ucrania y la intensificación de los esfuerzos de seguridad nacional «para identificar y contrarrestar las actividades subversivas de los servicios especiales rusos en el entorno religioso de Ucrania».
El presidente de Ucrania expone la necesidad de mantener la fe y la continuidad de los oficios, pero dentro de lo que es estrictamente religioso. «Con estas y otras decisiones, garantizamos la independencia espiritual de Ucrania», asegura Zelensky.

Adoctrinamiento desde el púlpito

Los sacerdotes ortodoxos están desde tiempo bajo la lupa de las autoridades ucranianas que disponen de algo más que indicios sobre su colaboracionismo con Moscú. Además, sus intervenciones desde el púlpito preocupan al gobierno de Kiev que advierte en ellas un adoctrinamiento explícito a los fieles para favorecer a Moscú.
La Iglesia ortodoxa se escindió en enero de 2019. Una rama continuó fiel al patriarcado de Moscú y la otra se independizó. Kiev aprecia que muchos sacerdotes responden a Rusia y trabajan como agentes encubiertos de información o quinta columna de Putin.
Las Iglesias Ortodoxas son Iglesias nacionales y sus patriarcados suelen responder a los intereses del país donde están establecidas. En el caso de Ucrania, la independencia de su Iglesia Ortodoxa, y su separación de Moscú, era una demanda constante desde la caída de la Unión Soviética.
Comentarios
tracking