Fundado en 1910

29 de mayo de 2024

Pantsir ministerio Defensa Rusia Moscú

Sistema antimisiles Pantsir sobre el tejado del ministerio Defensa ruso en MoscúRedes Sociales

340 días de guerra en Ucrania

El despliegue de baterías antiaéreas en Moscú desata el pánico entre sus habitantes

Los moscovitas rechazan las baterías antiaéreas en los tejados de la ciudad: «Están en pánico»

Los moscovitas recibieron con una mezcla de asombro, indiferencia y miedo la instalación de baterías antiaéreas Pantsir en los tejados de algunos edificios públicos de la capital rusa.
La imagen de una batería Pantsir en la azotea del Ministerio de Defensa circuló durante días en redes sociales de Twitter y Telegram.
Muchos lo interpretaron como una forma de admitir el fracaso de la guerra en Ucrania por parte del Kremlin.
Al inicio de la guerra, en febrero y marzo, los líderes rusos insistieron en que la «operación militar especial» duraría unas pocas semanas y que en ningún caso habría combates en territorio ruso.
Casi un año después, los drones ucranianos han logrado hacer impacto en bases militares y depósitos de combustible y armamento tierra adentro de la Federación Rusa.
Las autoridades rusas perciben una amenaza seria sobre Moscú y, confiados por una opinión pública amordazada y anestesiada, no han tenido ningún reparo en subir con enormes grúas sistemas de defensa aérea en los tejados de Moscú.
En declaraciones a The Moscow Times, un moscovita informó de que «algunas personas están en pánico, otras están irritadas y algunos de mis vecinos consideran que esto es una escalada militar».
Además, aseguró que «la gente está enfadada porque no se ha dado ninguna información oficial».
El diario moscovita en el exilio afirmó que el Kremlin ha desplegado al menos cinco sistemas antiaéreos a lo largo de la ciudad.
El gobierno ruso instaló también baterías antiaéreas Pantsir cerca de la residencia oficial del presidente ruso Vladímir Putin en la región de Novgorod, además de despejar zonas boscosas de parques públicos en Moscú para instalar los sistemas tierra-aire.
El gobierno ruso ha dado distintas versiones sobre la presencia de las baterías antiaéreas en Moscú. Primero aseguró que se trataba de noticias falsas y negó que hubiera sistemas Pantsir en la capital.
Expertos militares señalaron a The Moscow Times que la instalación de las baterías demuestra la incapacidad de las defensas antiaéreas rusas de interceptar posibles misiles lanzados por Ucrania.
Además, existe el miedo a que, ante un posible ataque ucraniano sobre Moscú, los fragmentos de los misiles interceptados con éxito por los Pantsir puedan caer sobre la ciudad e impactar sobre los edificios.
En ese sentido, la acusación por parte del ministro de Exteriores, Sergei Lavrov, de que los misiles rusos impactan contra edificios civiles ucranianos por culpa de las baterías antiaéreas ucranianas, jugaría ahora en su contra.
Para los moscovitas, las baterías antiaéreas instaladas en el centro de la ciudad son más una amenaza que una protección.
Comentarios
tracking