13 de agosto de 2022

Este diario que usted lee no es un digital más. Lo digo con frecuencia, pero lo repetiré mil veces. Somos un periódico con raíces y con principios. De los pocos que nos declaramos católicos sin que ello nos produzca vergüenza alguna y por eso ofrecemos una diaria y nutrida sección de Religión. También por esto, hemos decidido otorgarle un protagonismo singular a la Navidad en este territorio informativo que es El Debate. Porque somos de la opinión de que el Dios todopoderoso en el que creemos vino de la manera más humilde hace 2021 años para construir un mundo mejor, y pudiendo hacerlo con toda la gloria y esplendor, prefirió nacer en un pesebre y comunicar la noticia a unos pastores, convertidos en heraldos de la buena nueva y en hombres de buena voluntad. A partir de ahí, el mundo cambió. Llevamos dos mil años pintando los más bellos cuadros o componiendo las más hermosas canciones para conmemorar la Navidad, tiempo y fiesta que se ha hecho universal, pero que conmemora la venida de Dios en forma de niño pobre e indefenso. Y como esta historia sigue siendo la más bella de las que la humanidad conoce, hoy, de nuevo, en un Adviento más, nos envolvemos de todo aquello que hace de estos días, hasta el 25 de este mes, un período de esperanza, buena voluntad y alegría. Así pues, siguiendo el hilo de sangre de la estirpe a la que pertenecemos desde hace cientos de años, volvemos a celebrar la Navidad, noticia que damos hoy y esperamos seguir dando en todos los años que nos quedan por delante.
Comentarios

Más de Bieito Rubido

  • Y ahora el PSOE censura

  • Vivir en Madrid

  • Gracias, Alfonso Ussía

  • Aburrimiento

  • Enfrentar a los españoles

  • tracking