07 de julio de 2022

HorizonteRamón Pérez-Maura

Sexo y drogas con dinero público

La Consejería valenciana ha difundido un folleto para explicar a los jóvenes cómo participar en orgías con drogas. Eso sí, para facilitar bien la comprensión de cómo practicar el «chemsex», el folleto está editado en valenciano y castellano

Ella es una joven licenciada en medicina, que aprobó el MIR en 2019 y está haciendo la especialidad en psiquiatría –lo que yo sospecho que tiene que ser una rama de la medicina con mucho futuro–. Ella, la misma joven, ha estado durante varios meses destinada en urgencias en un céntrico hospital madrileño. Pronto le llamó la atención una patología reiterada con inusitada frecuencia. Una o dos veces por semana, ingresaban a cualquier hora del día o de la noche a personas de ambos sexos, solas, desnudas y completamente enajenadas. Y esto corresponde a una práctica cada vez más común. El chemsex.
Parece ser que la práctica consiste en encerrarse varias personas en una vivienda durante días, sin comer nada y tomando solo diferentes drogas que les permitan mantener relaciones sexuales de forma más o menos continuada. Lo que toda la vida fue orgía y desenfreno. Solo que antes eso podía durar un rato y ahora, con las drogas pertinentes, y la amoralidad rampante, se prolonga durante días y con frecuencia acaba en el hospital.
Como nunca se sorprende uno lo suficiente, ahora resulta que el Instituto Valenciano de la Juventud (IVAJ) ha publicado un folleto para explicar cómo practicar el chemsex «de forma segura». ¿Adivinan de qué consejero depende el IVAJ? Bingo, de Mónica Oltra, la vicepresidenta de la Comunidad Valenciana cuyo marido ha sido condenado por abusos a una menor que estaba en una residencia de la comunidad que dependía de la propia Oltra.
Esta Consejería valenciana ha difundido un folleto para explicar a los jóvenes cómo participar en estas orgías con drogas. Eso sí, para facilitar bien la comprensión de cómo practicar el chemsex, el folleto está editado en valenciano y castellano. No se vaya a quedar sin entenderlo algún vecino de Burjasot.
El folleto aconseja que «conocer a la persona que te proporciona las drogas puede darte cierta seguridad de que sean lo más puras posibles». Es decir, la Consejería de Igualdad y Políticas Inclusivas recomienda tener camellos de confianza. Como ya se sabe que esto puede acabar mal, o al menos no muy bien, en lugar de desaconsejar la práctica del chemsex se aconseja que «un entorno seguro con gente que conoces te puede garantizar que cuiden de ti en cualquier situación». Es decir, cuando pierdas la consciencia. Gran consejo. Ten a mano a alguien que llame a la ambulancia.
Ésta es la realidad que nos rodea. La degradación es tan grave, que hemos llegado al punto de que con nuestros impuestos, en lugar de luchar contra la drogadicción, se publican recomendaciones sobre cómo practicar sexo con drogas para incrementar su intensidad y prolongar su duración. Prolongarla días en orgías de las que se sale inconsciente.
España, año de Gracia de 2022.
Comentarios

Más de Ramón Pérez-Maura

Últimas opiniones

tracking