Fundado en 1910

17 de julio de 2024

En Primera LíneaMariano Gomá

La ley será su final

Ya empiezan a admitirse a trámite y tramitación procesal querellas y denuncias contra personas e instituciones del entorno monclovita cuyos nombres me ahorro por pudor y porque no merecen llenar tantos titulares y tan triste fama mediática

Actualizada 01:30

Creo sinceramente que ningún español que soñó con la democracia brindando por una nueva etapa en España en 1975 con igualdad, pero sobre todo con libertad, puede estar hoy sereno y relajado ante los convulsos acontecimientos que estamos sufriendo por la perversidad y egolatría no de un trilero del fango sino de una verdadera máquina de maldad.

Con lo peor de cada casa a los mandos de un país, que incomprensiblemente los españoles le hemos entregado, sigue una ruta suicida por la vía dictatorial que nos conduce a un desastre social y económico sin precedentes.

La ley

Lu Tolstova

No creo que debamos una vez más reproducir la ya larga lista de mentiras, atrocidades, atropellos, violaciones de la moral y salvajadas que han cometido durante los últimos años el presidente y su gobierno en una joven democracia con una ciudadanía todavía inexperta en la defensa de su propio bienestar, en la unidad de la patria común y en la férrea protección de nuestras libertades individuales y colectivas.

Ha fusilado a íntimos y fieles colaboradores cuando se ha visto en peligro a sí mismo, ha eliminado de la escena a cualquier otrora amigo que ha errado por aplicar un sistema corrupto o por su propia incompetencia, y ahora, perdido en su propio laberinto, herido de muerte y en el inminente ahogo de su movedizo cenagal, intenta sobrevivir amenazando con la destrucción de todo lo poco que todavía no ha podido incendiar y enterrar.

Todo animal herido es peligroso y mortal pues se revuelve rabioso y ataca ciegamente al igual que quién ve amenazada su camada o unidad familiar, aunque ésta sea ni más ni menos que una banda de vagos y maleantes aprovechándose del poder del caudillo, su caudillo.

¡Pero amigos! Ha topado con una fortaleza infranqueable y democráticamente indestructible. La Ley. Podrá amenazar, provocar y esparcir bravuconadas hacia todo bicho viviente, jueces, fiscales, tribunales, periodistas, medios de comunicación y personas resistentes de todo tipo a sus métodos dictatoriales y autoritarios, pero con ello se está enfrentando a un enemigo imbatible que es la Ley, pero no las leyes menores, proposiciones, decretos y demás instrumentos que puede controlar, y así nos va; sino la Ley con mayúsculas que es el ordenamiento jurídico general básico que en España es la referencia para todos los españoles pero que en el mundo libre es siempre la guía a seguir por la sociedad.

Por supuesto que muchos ciudadanos entre los que me encuentro, centenares de asociaciones y plataformas como Foro España Cívica entre ellas así como miles de autoridades del mundo de la judicatura, la universidad, intelectuales, agentes sociales y políticos sensatos que asisten horrorizados a semejante atropello, se van a oponer, nos vamos a oponer de forma firme y contundente llegando a donde democráticamente haga falta para frenar los desmanes de un gobierno y su presidente.

Ya empiezan a admitirse a trámite y tramitación procesal querellas y denuncias contra personas e instituciones del entorno monclovita cuyos nombres me ahorro por pudor y porque no merecen llenar tantos titulares y tan triste fama mediática cuando no han sido, ni son, ni serán nada más que un borrón en la historia de España. El peso de la Ley caerá sobre ellos como una losa, lenta pero inmisericorde y acabarán pagando sus fechorías.

Y el peso específico y potencia de la Ley acabará aplastando al gran responsable de esta triste etapa de la historia de España para desencadenar su final con todas sus consecuencias y daños colaterales.

Y asistiremos a un esplendoroso sepelio donde no faltarán plañideras, huérfanos de estómagos agradecidos, voceras enfurecidos y un ejército de corruptos a los que no les volverá a sonar el tintineo del dinerito fácil, mientras los ciudadanos libres y liberados veremos pasar la comitiva desde nuestras ventanas y balcones de libertad, o por televisión.

Toso ello, por cierto, bien merecido.

  • Mariano Gomá es presidente de Foro España Cívica
Comentarios

Más de En Primera Línea

tracking