Fundado en 1910

16 de junio de 2024

En Primera LíneaMariano Gomá

Milei y la piel fina

Milei será lo que será y cómo será, pero ha sido elegido democráticamente por el pueblo argentino, harto de mangoneo y corrupción de sus últimas recientes etapas, habiendo confiado en quién ha prometido un cambio de rumbo

Actualizada 01:30

Es sorprendente el escándalo organizado con conflicto diplomático incluido, por la finísima piel sanchista y acólitos con las declaraciones del presidente Milei. De forma contundente y a su casi idéntico nivel de agresividad se ha defendido atacando ante los diferentes insultos recibidos ya desde el día de su toma de posesión por parte de alguna ministrilla, las vice voceras y el eslabón perdido que supongo para eso los tienen ahí en su papel de perros de presa pues nada más pueden ni saben hacer.

Cabe tan solo recordar las delicadezas que esa banda ha tenido con todo bicho viviente que se haya situado ideológicamente en un sector diferente al suyo en el espectro político y entorno familiar de los desgraciados disidentes. Han resucitado el fascismo, el franquismo, el nazismo y el guerracivilismo que la gente normal había conseguido olvidar y enterrar en la historia pasada para no volver.

Eso sí, calladitos con la presidenta Meloni porque amigo, los grandes son los grandes y dan miedo pero hemos conseguido ensuciar nuestras relaciones con Marruecos, Argelia, Israel, Estados Unidos y ahora Argentina, es decir un magnífico resultado para una brillante acción exterior.

Patxi y sus huestes señorías, que a más de una conozco, han perdido el control de la mesura y la educación si es que alguna vez la han tenido, pero ahí están, errónea pero democráticamente hacen su papel, pero jamás en la historia desde nuestra Transición habíamos asistido a tal perverso manejo del poder monclovita hasta con la audacia de situar a esposa y familiares en los presuntos lodazales de la corrupción. (Por cierto, acaban de publicar la imputación de Doña Begoña).

A excepción de la Sra. Botella que tuvo una notoria actividad política, todas las esposas de los presidentes democráticos han mantenido una más que discreta actividad personal y profesional en su condición de consortes presidenciales, pero como en todo lo demás hasta en eso se ha pervertido la etapa Sánchez que esperemos esté próxima a su fin por su ya insoportable nivel de podredumbre y por el bien de España.

El presidente Milei será lo que será y cómo será, pero ha sido elegido democráticamente por el pueblo argentino, harto de mangoneo y corrupción de sus últimas recientes etapas, habiendo confiado en quién ha prometido un cambio de rumbo y se halla ahora aplicando las medidas de su programa que solo el futuro demostrará si están siendo eficaces.

Por su aspecto y maneras es definitivamente un hombre sorprendente y en muchos casos incógnito y vehemente, pero es hoy presidente de un gran país con un enorme potencial y, además, es una nación hermana por lengua y cultura que además está llamada a liderar un inimaginable progreso del continente suramericano para situarse en el tablero del contexto mundial.

Ello como mínimo exige un respeto político por nuestra parte, pero la banda no sabe ni entiende. Y no es precisamente el único sorprendente. ¿O es que ya no nos acordamos de un presidente americano, tras el pulido Obama, tomando posesión con americana desabrochada y corbata roja colgante hasta casi las rodillas mientras lanzaba improperios desde la Casablanca?

Pues aún así que nadie se escandalice si pese a todos los procedimientos judiciales abiertos lo volvemos a ver de presidente de los Estados Unidos sin necesidad de asaltar el Capitolio como ya hizo por la fuerza.

Nuestro gobierno y adláteres se han acostumbrado a ejercer el poder desde el supremacismo con la humillación sistemática de quienes no pensamos igual y pretendemos ser libres e iguales de verdad, y debo reconocer que siempre hemos aceptado democráticamente que los perdedores gobiernen por la maldita matemática de la ley electoral, hemos respondido pacíficamente y con educación a las provocaciones pero parece que ahora se han topado con una persona como Milei tan arrogante y agresivo que les ha rebotado los dardos acertando allá donde más les duele. Había un refrán que decía. Donde las dan las toman. Pues eso.

Cuesta aceptar que estemos sufriendo una etapa y dos legislaturas tan vergonzosas, convulsas con señorías de tan bajo nivel político e intelectual, pero cuidado: 'Achtung' que dirían los alemanes. Cuando les echemos, que lo haremos, nos podemos preparar porque las calles serán el llanto y crujir de dientes bíblico, empecemos a proteger los escaparates y mobiliario urbano, instalemos hidrantes y extintores y sobre todo, adecuemos la potencia y calidad de nuestros cuerpos y fuerzas de seguridad así como el cuerpo de bomberos.

Lo vamos a necesitar.

  • Mariano Gomá es presidente de Foro España Cívica
Comentarios

Más de En Primera Línea

tracking