Fundado en 1910

19 de junio de 2024

TribunaJosé F. Martín Cinto

Qué ha pasado en España

10,7 millones de españoles han votado a Pedro I El Mentiroso que cuenta con los independentistas, separatistas, asesinos de ETA encuadrados en Bildu y comunistas y ahora por necesario, con el fugado de la Justicia Española, en el maletero de un coche a Waterloo

Actualizada 01:30

Con motivo de celebrar mis 85 años, he sido muy homenajeado desde el mismo día de mi cumpleaños, el 21 de junio. En primer lugar, empezaron las invitaciones con un viaje de diez días al sur de Italia, con el que me sorprendió totalmente mi mujer Leonor. Con estancia principal en Nápoles, recorrimos toda la Costa Amalfitana, visitamos Pompeya y Ercolano y cruzamos a Capri, dando la vuelta a la isla en barco. En Nápoles, estuvimos tres días disfrutando, ya que siendo una ciudad caótica, sucia y un poco decadente, te atrapa con sus maravillosos edificios clásicos con unos patios interiores increíbles, museos muy importantes, iglesias majestuosas, cuidadas hasta el extremo y abiertas prácticamente todas todo el día y con La Sagrada Eucaristía, presidiendo el Sagrario. Un recuerdo a la restauración, ya que hemos descubierto otra cocina italiana maravillosa a base siempre de pasta. Desde allí, dejamos el Mar Tirreno, cruzando Los Apeninos, que no conocía y que fue una gran experiencia por su belleza y sobre todo por la gran frondosidad de sus bosques. El objetivo fue llegar a San Giovanni Rotondo, que está justo en la espuela de la bota que es Italia y muy cerca del Mar Adriático. Allí pudimos rezar en la tumba de San Pío, el Padre Pío, que para mí, ha sido uno de los más grandes santos de la Iglesia Católica. Fueron unos días inolvidables, pero a la vuelta, siguieron las sorpresas, pues habían alquilado una casa de pueblo fantástica en Muros en plenas Rías Bajas de Coruña y allí estuvimos con uno de mis hijos pasando ocho días sensacionales, recorriendo Las Rías por tierra y en barco y gozando de una gastronomía inigualable con una oferta espectacular, destacando por supuesto el marisco en todas sus manifestaciones. No conocíamos estas Rías Bajas, impresionándome su belleza y grandiosidad, con unas playas infinitas de arena blanca y fina de gran longitud y con una vegetación increíble y siendo la mayoría prácticamente vírgenes.

Una vez terminados los homenajes, a finales de julio, después del 23-J, nos instalamos en nuestra casa de la playa de Macenas, en las afueras de Mojacar, que es, salvo algún salto de dos días, donde estamos en estos momentos.

Todo esto viene a cuento, para entender mejor la situación y poder analizar lo más posible que está pasando en España, desde las Elecciones Municipales, ganadas claramente por la llamada derecha española y con los resultados finales de las Elecciones Generales del 23-J, cuyo resultado, es imposible pueda haber gustado de verdad, a nadie que tenga sentido patriótico por España. Sin embargo, parece que si ha gustado a ese conglomerado de partidos que quieren romper la España de todos, haciendo gala y ostentación, que parece consentida, de su odio a España y todos sus símbolos, empezando por el desprecio a nuestro Rey, que es el Rey de España.

La historia es muy tozuda y aunque ahora intenten reescribirla cuatro descerebrados con la monserga de la Memoria Histórica, empezaré por afirmar que Cataluña, nunca fue ni remotamente, algo que tuviera cierta independencia de España, sino todo lo contrario y prestando siempre grandes servicios a España como por ejemplo combatiendo con fiereza a las órdenes del Duque de Alba y por España. No puedo entender que cuatro personas mal contadas, crean que pueden desgajar un trozo de España sin más y que piensen que el resto de los españoles, no tengan nada que decir.

La realidad es que si somos aproximadamente 48 millones de españoles, no parece muy probable, que poco más de 150.000 personas, puedan conseguir, que perdamos los españoles una parte importante de nuestra maravillosa España. Lo mismo digo para Las Provincias Vascongadas, que siempre han sido fieles a la Corona de España y a nuestra historia común, haciendo gestas impresionantes y de un gran valor, que ahora no puedo detallar por el formato de estos escritos, pero que sin duda está en la memoria de todos los vascos de bien.

La pregunta que me hago es: ¿qué pasa con los españoles? ¿qué hay que hacer, para que saquen a relucir su condición de hombres de bien y siempre entregados por España? Pues bien, empezando por los medios de comunicación, prácticamente todos subvencionados, salvo honrosas excepciones, siguiendo con los horribles textos escolares que se están dando hace tiempo en Cataluña y Provincias Vascongadas, con invenciones delirantes, etc. y el paulatino adormecimiento del pueblo español, que pareciera que prefiere malvivir con sueldos muy escasos, pero con aparente libertad, en lo que precisamente les está hundiendo en su moral y gallardía, ha hecho que esto y varias cosas más importantes, que todos conocemos, han servido para que veamos y no creamos, el sorprendente resultado de las Elecciones Generales del 23-J, donde nada menos que 10,7 millones de españoles, han votado, no al PSO (antes PSOE), sino a Pedro I El Mentiroso y cambiante de opinión, que además de perder las elecciones, esa misma noche, celebraba el triunfo, al saber de antemano, que cuenta con los independentistas, separatistas, asesinos de ETA encuadrados en BILDU y dirigidos por un condenado por los crímenes de ETA, comunistas y ahora por necesario, con el fugado de la Justicia Española, en el maletero de un coche a Waterloo. Como español, esto es verdaderamente bochornoso y más todavía, el mercadeo indisimulado que se está generando por asientos en el Parlamento, sin importar una higa, lo que pueda suceder con España.

Termino haciendo un llamamiento al Rey de España y Jefe de Las Fuerzas Armadas, para que sepa que estamos con Él, ya que sin duda sabrá defender la Unidad de España, que se proclama en La Constitución y que Él, ha jurado defender.

  • José Fernando Martín Cinto es licenciado en Ciencias Físicas
Comentarios

Más de José Fernando Martín Cinto

Más de Tribuna

tracking