01 de diciembre de 2022

El papa Francisco ha encargado la cr

El papa Francisco quiere recordar a todos los testigos de la fe, aunque no sean católicosEuropa Press

El Papa Francisco encarga una comisión para los testigos de la fe no beatificados, aunque no sean católicos

El cardenal Semeraro ha puesto como ejemplo al pastor protestante y teólogo luterano, Dietrich Bonhoeffer, que fue asesinado por oponerse al nazismo

En la conferencia La santidad hoy, organizada por el Dicasterio para las Causas de los Santos del 3 al 6 de octubre en Roma, el cardenal Marcello Semeraro ha anunciado la creación de una comisión para los testigos de la fe o mártires que no han sido beatificados por varias razones, incluso «porque no eran católicos», a petición del Papa Francisco.
«El Papa ha dicho que se reconstituya, de manera estable, esta realidad que estará vinculada a la actividad del Dicasterio para las Causas de los Santos», ha señalado Semeraro en el congreso celebrado en el Augustinianum, en el que se abordó la santidad hoy en día.
En una entrevista con los medios oficiales del Vaticano, el cardenal Semeraro ha puesto como ejemplo el pastor protestante y teólogo luterano, Dietrich Bonhoeffer, que fue asesinado por oponerse al nazismo.
«La Iglesia no lo proclama mártir porque no era católico. Sin embargo, es una figura emergente como testigo cristiano. Como Bonhoeffer hay muchos otros. La santidad no siempre es inmediatamente evidente a los ojos de los fieles. Nuestro servicio es sacarla a la luz», ha manifestado.
Del mismo modo ha dejado claro la función del organismo que se ocupa de las beatificaciones y las santificaciones no es «fabricar santos», sino ayudar al Papa «en el discernimiento». Y ha añadido: «Debemos mostrar que la santidad no está lejos de nosotros, sino que es una llamada que concierne a todos. No es necesario ser canonizado, pero debemos responder a la llamada a la santidad».
La Comisión para los testigos de la fe será creada con vistas al Año Santo de 2025, un hecho que ya fue solicitado a instancias de San Juan Pablo II, con motivo del Jubileo de 2000.
«Esta iniciativa ya tuvo lugar con motivo del Gran Jubileo de 2000. San Juan Pablo II quiso destacar estas figuras de hombres y mujeres que, aunque no fueron canonizados, manifestaron con fuerza su fe. Así, la Comunidad de Sant'Egidio recibió el encargo de crear esta Comisión. Y se había elaborado una lista con biografías de personas que hablaban a todo el mundo cristiano, no sólo al católico», según ha explicado Semeraro.
Comentarios
tracking