27 de septiembre de 2022

Los números de tarificación especial pueden darnos una sorpresa desagradable

Los números de tarificación especial pueden darnos una sorpresa desagradableEP

Sociedad

Cómo evitar sustos en la factura del teléfono

La OCU advierte de los números de tarificación especial

Cada vez es más complicado saber qué números telefónicos pertenecen a servicios de tarificación especial y, por lo tanto, pueden darnos un susto en la factura. Algunos temen al 902, mientras que otros no cogen llamadas de un 806… Un galimatías que nos puede costar mucho dinero si no estamos bien informados.
Por eso la OCU ha publicado un estudio en el que explica cada tarificación y sus consecuencias, especialmente ahora que estamos acostumbrados a la tarifa plana y que las llamadas no tengan costes adicionales.
Por eso, esta organización advierte que existen números de tarificación especial que deben pagarse aparte. Por ejemplo, los números que comienzan con el prefijo 800 son gratis… porque el coste de la llamada es abonado por quien recibe la llamada.
Sin embargo, los números 803, 806 y 807 están reservados para teléfonos en los que se presta un servicio, como es:
  • 803. Se usa este prefijo en servicios para adultos.
  • 806. Este número es para servicios de entretenimiento (tarot, juegos…).
  • 807. Para servicios profesionales (médicos, asesoría...)
En este caso, el precio de las llamadas es elevado por parte del beneficio va a la compañía telefónica y otro para la empresa que presta el servicio. Además, si la cuarta cifra después de esos números es un 0 o un 1, las llamadas desde el móvil no podrán tener un precio superior a 0,65 euros por minuto. 
Sin embargo, si la cuarta cifra es superior a 6, tienes que haber autorizado expresamente en tu compañía telefónica para que te permitan acceder este tipo de servicios ultracaros: cada minuto te costará desde 1,3 euros en adelante. Y no hay límite máximo fijado, puede ser el que decida la empresa que te ofrece el servicio.
En el caso de los 900, las llamadas a esos números saldrán gratis ya que el coste de la llamada lo abona quien la recibe.
Eso sí, los 901 –utilizados principalmente por la Administración Pública– sí tienen un coste. De hecho, las tarifas a los 901 se han congelado o, incluso, han subido, mientras que el resto de las llamadas se han abaratado mucho en los últimos años o están incluidas en bonos o tarifas planas. El resultado es que los precios de las llamadas a los 901 resultan hora muy elevados con la mayor parte de las compañías y, especialmente, si llamas desde un móvil.
Para los 902, es el usuario el que debe pagar el coste íntegro de la llamada. Depende de la compañía, una llamada de cinco minutos puede llegar a costar más de tres euros. Desde 2020, los números 902 no se pueden utilizar para ningún servicio de atención cliente y, cuando una empresa utilice esta numeración para otro tipo de servicios, debe publicitar siempre al lado un número normal con su prefijo geográfico.
Los números 905 son considerados de tarificación especial y se utilizan especialmente en servicios de televoto, con un coste fijo por cada llamada.
En el caso de los 907, 908 y 909, son números a los que el usuario se conecta a través de Internet, para la prestación de un servicio, y debe solicitarlo expresamente, con lo que es más difícil que sin quererlo nos encontremos sorpresas en la factura.
Como en los teléfonos 803, 806, 807 y 905, la cuarta cifra después de 907, 908 o 909 es determinante.
  • Si es de un 0 a un 4, accederás a servicios de entretenimiento online.
  • Si es de un 5 a un 9, es un servicio para adulto.
Por último, hay que alertar de los 118. Las llamadas a estos números tienen unos precios que varían mucho dependiendo de quién ofrezca la información. La CNCM publicó un informe en el que detallaba que el precio medio de una llamada de 1 minuto era de 5,56 euros (oscilando entre 1,88 euros y 11,92 euros).
Además, esta numeración permite ofrecer «progresión de llamada»: es decir, en lugar de darte el número, se ofrecen a hacer por ti la llamada. De esa manera, con la excusa de «facilitarte la vida», hacen ellos la llamada y te siguen cobrando como si estuvieses hablando con el 118, con lo que una corta llamada se puede alargar durante varios minutos y notarse en la factura.
Comentarios
tracking