25 de septiembre de 2022

Los patinetes eléctricos ya tienen 1,3 millones de usuarios en España

Los patinetes eléctricos ya tienen 1,3 millones de usuarios en España

Tráfico

Las muertes por accidentes con patinetes eléctricos se han duplicado en un año

España acumula 385 accidentes y 18 víctimas mortales por siniestros desde principios de 2021

Los patinetes eléctricos se han convertido en apenas un lustro en uno de los medios de transporte más populares en nuestro país, especialmente entre los jóvenes y los habitantes de las grandes ciudades. Estos vehículos de movilidad personal cuentan ya con 1,3 millones de usuarios en España, de los cuales 370.000 se habrían sumado a su uso durante la pandemia, según revela un estudio de la Red de Ciudades por la Bicicleta.
No obstante, su importante implantación se ha traducido en un aumento en el número de fallecidos en accidentes provocados por patinetes eléctricos. Solo en 2021 se registraron 13 víctimas mortales, más del doble que el año anterior (6), según ha desvelado un informe elaborado por la Fundación Mapfre en base a los datos de accidentes publicados por los medios de comunicación, ya que en España no existe un registro oficial que dé cuenta de la siniestralidad de este tipo de vehículos.
En total, desde principios del año pasado habrían tenido lugar 385 accidentes en los que habrían fallecido 18 personas. De los decesos, cinco se debieron a caídas, otros cinco a colisiones con vehículos y tres a atropellos. Asimismo, los tres peatones que perdieron la vida en estos accidentes tenían todos edad avanzada, entre 78 y 80 años.
Las comunidades que han registrado un mayor número de siniestros graves y mortales con patinete son Cataluña, con 22; seguida de Baleares (18), Aragón (11) y Andalucía y Canarias, ambas con ocho casos. Cataluña, con seis fallecidos, también se sitúa a la cabeza en mortalidad, por delante de Madrid, donde hubo tres víctimas mortales.

Imprudencias y consumo de drogas

El informe también señala que los accidentes tienen detrás «un preocupante número de circunstancias irregulares o contrarias a la normativa vigente», como su uso por parte de menores de 15 años, el desplazamiento de dos personas en el mismo vehículo o la circulación de noche por carretera y a altas velocidades sin emplear un casco.
El estudio ha detectado este 2022 un total de 33 casos de siniestros con patinetes eléctricos que involucraron a usuarios que habían consumido previamente alcohol y drogas. Para combatir esta problemática, la Fundación Mapfre plantea imponer un toque de queda nocturno a su uso, como ya hacen Helsinki u Oslo, o incorporar un test de alcoholemia en las aplicaciones de las compañías que alquilan estos vehículos.
El trabajo señala que el incremento en la mortalidad asociado a este vehículo no es exclusivo de España, sino que también se ha observado en países vecinos como Francia, donde murieron el pasado año «un total de 22 personas, más del doble de los 10 fallecidos en 2019 y los 7 de 2020».
La Fundación Mapfre cree que sería «clave» conocer si los patinetes eléctricos afectados por los siniestros son «de propiedad particular o de una empresa de sharing», ya que esto permitiría poner en marcha «medidas de prevención efectivas».

Así está regulado el uso de patinetes

En España, cada ayuntamiento puede establecer su propia regulación para la circulación de los patinetes eléctricos, pero la DGT recuerda que todos los usuarios deben cumplir unas condiciones mínimas. Por ejemplo, está prohibido circular por aceras, zonas peatonales, autopistas, autovías, vías interurbanas o túneles en ámbito urbano.
Los conductores no pueden circular a más de 25 kilómetros por hora y están obligados a llevar casco. Asimismo, están sometidos a las mismas tasas máximas de alcohol permitidas por la Ley de Seguridad Vial, así como a la prohibición de conducir con presencia de drogas en el organismo. Tampoco pueden llevar auriculares puestos, ni hacer uso del móvil o cualquier otro dispositivo mientras van conduciendo.
Comentarios
tracking